Perú traerá a Arco como país invitado su vinculación con el arte prehispánico, virreinal y amazónico

La obra 'Pensamiento rojo', de Alfredo Márquez
GALERÍA GINSBERG / ALFREDO MÁRQUEZ
Actualizado 26/11/2018 19:19:27 CET

LIMA, 25 Nov. (del enviado especial de Europa Press, Eduardo Blanco) -

Perú, país invitado para la próxima edición de la feria ArcoMadrid que tendrá lugar del 27 de febrero al 3 de marzo de 2019, prepara su desembarco en España con especial atención a la vinculación de su arte contemporáneo con el prehispánico, virreinal y amazónico.

El mejor ejemplo de ello será la llegada al Museo del Prado de su obra invitada durante la semana de Arco, el cuadro 'El matrimonio de Martín de Loyola y de doña Beatriz Clara Coya Ñusta', una creación cumbre de la escuela cusqueña (siglo XVII) que estará en la pinacoteca española el 18 de febrero y se quedará allí dos meses.

La peculiaridad de esta obra es la captación del momento en que se produce la alianza de la aristocracia inca con la española, a través del matrimonio de una de las descendientes del inca rebelde Túpac Amaru I con el nieto de San Ignacio de Loyola, en lo que supone "el primer acto cultural del mestizaje".

"Los ibéricos siempre reconocieron la nobleza local, decir que los incas desaparecieron con Pizarro es innecesario. Además, el tema virreinal hay que hablarlo permanentemente: no entiendo la idea de que lo español es lo malo. Las fantasías y leyendas no ayudan a explicar la Historia", ha señalado Pedro Pablo Alayza, director del museo Pedro de Osma que alberga esta pieza y uno de los principales lugares con arte virreinal en el país andino.

Otro de los platos fuertes, también fuera del espacio de Ifema, será la llegada a la Fundación Telefónica de la exposición sobre Nasca, la ciudad peruana famosa por sus geoglifos (dibujos geométricos gigantes en explanadas, visibles desde el cielo). "Hay que desmitificar las leyendas sobre este espacio", explica la subdirectora del museo MALI y comisaria de esta exposición, Cecilia Pardo.

Los geoglifos de Nasca ocupan más de 500 kilómetros cuadrados --"algo tan grande es imposible de proteger", reconoce Pardo--, y fueron concebidos como ofrendas a los dioses --de hecho, se cree que tenían miradores para observar desde arriba estas figuras--. Pardo reivindica a la cultura responsable de estos dibujos. "Fue una civilización en uno de los lugares más áridos del mundo y se conservan de ellos cerámicas, tejidos, objetos de madera...", ha apuntado.

AMAZONAS: ¿ARTE CONTEMPORÁNEO?

La amazonía tendrá su espacio propio en Matadero Madrid, un lugar que ha generado cierta polémica en el país peruano por ocupar espacio del arte contemporáneo. "Aquí hay un debate antiguo desde los años 70, cuando algunos artistas reaccionaron mal a un Premio Nacional de Cultura a un artista amazónico. Yo no comparto esa postura, a mí no me afecta y creo que las divisiones no están definidas. Perú es un país con asuntos irresueltos, pero hay que saber que aquí hay muchas realidades", destaca la artista Gilda Mantilla, que acudirá con su obra a Madrid dentro del programa 'Perú en Arco'.

La muestra 'Amauta - América Latina' con artistas del indigenismo, que acogerá el Museo Reina Sofía será buena muestra de ello, pero también la presencia de artistas representativos del arte 'shipibo conibo', como son Olinda Silvano y Silvia Ricopa, con un mural kené. "En este país, un tercio de las personas son indígenas y esa diversidad no se puede dejar de mirar: se han ido absorbiendo esas narraciones", señala la propia ministra de Cultura peruana, Patricia Balbuena.

Con el desembarco en Casa de América de la colección Jan Mulder de fotografía contemporánea llega también la obra de Roberto Huarcaya y su serie de 'Amazogramas', imágenes captadas en un rollo de papel fotosensible de 30 metros de largo durante la noche en la selva peruana. "El Amazonas es un espacio olvidado históricamente y creo que arrastramos unos desencuentros históricos con un paisaje lleno de vitalidad", ha apuntado el fotógrafo.

LAS MUESTRAS HISTÓRICAS SON "LOS BLOCKBUSTERS"

Ya en el recinto ferial, Perú estará presente a través de un stand institucional encargado al comsiario Jorge Villacorta y al arquitecto Paulo Dam, donde el vídeo será uno de los grandes protagonistas. Por su parte, Sharon Lerner ha seleccionado a diversos artistas, 24 en total, entre nombres como Fernando Bryce, Teresa Burga o Sandra Gamarra, entre otros. Galerías como 80M2, Ginsberg o Wu también formarán parte de 'Perú en Arco'.

"La escena del arte contemporáneo peruano es una revisión constante del pasado, hemos tenido siempre una mirada muy local, pero esto viene motivado tanto por la fuerte presencia de la Historia en el país y un relativo aislamiento a finales del siglo XX: aquí los blockbusters son las muestras históricas", ha lamentado la comisaria de la selección, Sharon Lerner.

En esta misma línea se muestra la galerista Frances Wu --presente en Arco con Wu Gallery--, quien señala tanto la falta de apoyo institucional para el arte contemporáneo como el mercado reducido. "Desde el Gobierno lo han considerado elitista y no saben qué apoyar, mientras que tampoco ha habido una clase media interesada: aquí se colecciona con las orejas, por el nombre de los artistas, no con los ojos", ha concluido.

Contador