Actualizado 13/03/2007 17:31 CET

El Reina Sofía realiza un "retrato anímico" de la obra de Darío Villalba en una "gran exposición antológica"

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Museo Reina Sofía realiza un "retrato anímico" de la obra de Darío Villalba (San Sebastián, 1939) en una "gran exposición antológica", que recoge unas 70 piezas del conjunto de la obra del artista, de entre 1957 y 2007. Comisariada por María Luisa Martín de Argila, muestra "la coherencia e interés de su larga y fructífera vida, entregada a la creación artística".

El artista, acompañado de la directora del Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, de la comisaria de la muestra y de Soledad Liaño, coordinadora de exposiciones del centro de arte madrileño, explicó que la muestra está concebida como "un ahora, un todo, un autorretrato", a través de unas obras que representan "un retrato anímico" del artista.

Se han suprimido algunas etapas de su creación, porque era imposible recoger toda la trayectoria del artista, "a menos que la directora me hubiera cedido todo el museo", bromeó Villalba, y la muestra no está organizada en orden cronológico, sino "por temas recurrentes".

Esta exposición revisa en profundidad la obra del que es uno de los más influyentes artistas del arte español de las últimas décadas. Darío Villalba constituye una referencia en el arte contemporáneo español gracias a su pionera utilización de la fotografía como pintura, muy presente ya en el arte actual, y su continuo diálogo con las vanguardias.

"ESLABÓN IMPRESCINDIBLE"

El artista es, según la comisaria, "un eslabón imprescindible y una referencia obligada en el desarrollo del arte posterior a la abstracción informalista que se desarrolló en nuestro país a finales de los años cincuenta, con el grupo El Paso como referente".

La muestra, que parte de la "coherencia y el riesgo", como detalló Villalba, es una cuidadosa selección, en la que se ha puesto un énfasis especial en incluir una amplia selección de aquellos Documentos Básicos que han determinado el proceso y la evolución de su trabajo. El espacio elegido ha sido la gran Sala A1 del museo, que permite mostrar las obras de gran tamaño, su intensidad y contenido expresivo creando una instalación con grandes espacios neutros.

Con ocasión de esta muestra se ha editado una completa monografía, diseñada por Juan Ariño, sobre la obra y la trayectoria artística de Darío Villalba, que incluye un texto de Martín de Argila, un ensayo inédito de Francisco Calvo Serraller, así como un completo apéndice documental que revisa en profundidad su biografía, su cronología artística y su bibliografía. El catálogo incluye, además, un texto de Miguel Fernández Cid y la reproducción de varios de los Documentos Básicos.