Los reyes inauguran en el Museo del Prado la "primera gran antológica" en España dedicada a Tintoretto

Actualizado 29/01/2007 22:30:04 CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Reyes y el Presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, inauguraron hoy junto a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, la "primera gran antológica" en España dedicada a Tintoretto que se exhibirá en la galería central del Museo del Prado a partir del próximo 30 de enero y durante tres meses, hasta el 13 de mayo.

La muestra incluye 70 obras procedentes de los principales museos e instituciones europeas y norteamericanas y es además la única monográfica que se celebra en el mundo desde la presentada en Venecia hace setenta años.

La exposición, patrocinada por la Consejería de Cultura y Deportes de la Comunidad de Madrid, está comisariada por Miguel Falomir, jefe del departamento de Pintura Italiana del Museo del Prado, e incluye cuarenta y nueve pinturas, trece dibujos y tres esculturas. En ella se hace especial hincapié en la dimensión de Tintoretto como pintor narrativo religioso, donde alcanzó sus mayores logros.

UN SALTO CUALITATIVO

Según Miguel Zugaza, director del Museo del Prado, esta exposición es "la mejor posible fuera de Venecia" y "supone un salto cualitativo" en el desarrollo de grandes exposiciones organizadas por el Museo del Prado ya que, junto al logro de reunir estas pinturas el proyecto ha incluido también restauraciones de importancia y aportaciones novedosas, como el conocimiento del nombre verdadero y los orígenes de este pintor veneciano.

Para Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservación del Prado, Tintoretto fue "el último titán del renacimiento italiano, no sólo por la fuerza y ambición de sus composiciones sino por su numerosa obra, más de un millar, y por el tamaño de la misma, que llegó a alcanzar los 27 metros de altura. En su opinión el artista destaca por "la brillantez de sus soluciones compositivas" y gracias a esta exposición "que ha abarcado lo inabarcable" se la he hecho "justicia", tanto en la selección de obras como de géneros.

PROLÍFICO E IRREGULAR

El comisario de la muestra, Miguel Falomir, afirma que esta muestra tiene entre sus objetivos principales "llamar la atención sobre este pintor extraordinario" del que existe una ausencia importante de grandes exposiciones.

Ello se debe, en parte a que Tintoretto fue, según Falomir, un "pintor muy prolífico e irregular" al que se le han atribuido muchas obras que no eran suyas. "Esto explica que exista un menor conocimiento del gran público sobre su obra y su figura y también menor atención de los especialistas", añade.

El Museo del Prado ha intentado paliar estas deficiencias después de una investigación en la que han participado especialistas procedentes de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Italia, Austria y España, que además han colaborado en la rigurosa selección de obras que conforman la exposición.

La muestra ahonda especialmente en el proceso creativo del pintor, concediendo gran importancia al "disegno", entendido como instrumento de aprendizaje, experimentación y composición, así como a los aspectos técnicos, plenamente integrados al discurso expositivo. Así se pueden contemplar juntas por primera vez en 400 años dos de sus obras maestras de temática religiosa, pintadas para la iglesia de San Marcuola: la 'Última Cena' (Iglesia de San Marcuola, Venecia) y el 'Lavatorio' del Museo del Prado.

Reúne asimismo algunas de sus principales composiciones mitológicas (Venus, Vulcano y Marte, Munich, Alte Pinakothek; Origen de la Vía Láctea, Londres, National Gallery) y ejemplos de su actividad como retratista: autorretratos del Philadelphia Museum of Art (Filadelfia), del Museo del Louvre (París), y el retrato de Lorenzo Soranzo del Kunsthistorisches Museum (Viena).

CALIDAD ANTE TODO

El criterio seguido para la selección de las obras, ya sean pinturas o dibujos, ha sido el de la "calidad", según el comisario. En este sentido, Miguel Falomir argumenta que el primer sacrificado ha sido el propio Museo del Prado, ya que algunas de sus obras (en torno a una decena) atribuidas a Tintoretto han sido excluidas de la exposición por carecer de la calidad deseada. Esta misma exigencia se ha transmitido a otras colecciones.

Respecto al espacio que acoge la exposición, la galería central del Museo del Prado, el comisario dice que hará posible que se vean las obras de Tintoretto "en paralelo con El Greco, Rubens y Velázquez".

UN CATÁLOGO Y UN CONGRESO

El catálogo de la exposición, bajo la dirección de Falomir, se ha editado en español e inglés y cuenta con la participación de los mayores especialistas en Tintoretto. Por su rigor y amplitud, esta publicación aspira a convertirse en referencia para los estudiosos del artista pues apenas existen monografías suyas.

La publicación cuenta con tres textos escritos por el propio Miguel Falomir; un repertorio cronológico de Linda Borean investigadora de the University of Udine; sendos textos sobre el artista: "Tintoretto el pintor" del historiador del arte Roberts Echols; "Tintoretto y las artes hermanas" de Roland Krischel, conservador de Wallraf-Richartz Museum, Colonia; otro texto sobre la técnica del pintor realizado por Jill Dunkerton, del Departamento de Conservación de la National Gallery de Londres; y, por último, un ensayo de Frederick Ilchmann, asistente de conservación de pintura en el Museum of Fine Arts, Boston sobre la pintura de temática religiosa del artista.Las fichas de las obras y las introducciones a cada sección han sido realizadas por Miguel Falomir, Robert Echols y Frederick Ilchmann.

Asimismo y en el marco de esta gran exposición, el Museo del Prado ha programado un congreso internacional sobre Tintoretto los días 26 y 27 de febrero que acogerá a grandes expertos de la pintura veneciana del Cinquecento. También se celebrarán actividades especiales como un ciclo de conciertos, itinerarios didácticos y una tertulia de arte destinada a mayores de 60 años.