Publicado 17/01/2022 17:22

Roberto Pérez lleva al María Guerrero una historia de amor con discapacidad donde las barreras son otras

Cartel de 'Manual básico de lengua de signos para romper cozarones'
Cartel de 'Manual básico de lengua de signos para romper cozarones' - CDN

   MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Centro Dramático Nacional ha presentado su nueva producción este lunes 14 de enero en el Teatro María Guerrero: 'Manual básico de lengua de signos para romper corazones', una historia de amor entre dos chicos que descubren que lo que les separa no es la discapacidad, sino las dificultades universales de cualquier relación entre personas.

   "Es una historia sobre personas, no sobre personas con discapacidad y sin discapacidad, en donde estos dos personajes van a descubrir que lo que los separa no es aprender lengua de signos, sino ser personas contradictorias", ha señalado su autor y director, Roberto Pérez Toledo.

   Según ha matizado su propio director, no solo se trata de una historia de amor entre un chico sordo y un chico oyente, "es mucho más": "Es una historia sobre el amor que nos ayuda a saber quienes somos, sobre el hacerse mayor y encontrar tu lugar en el mundo sin que nadie te presione, sobre la identidad, sobre los armarios --que siguen existiendo-- y sobre la gente que te ayuda a averiguar quien eres", ha expresado.

   'Manual básico de lengua de signos para romper corazones' cuenta con la interpretación de Enrique Cervantes, Carlos Soroa, Aarón Caldás y María José López. Además, la producción cuenta con un elenco de cuatro personas con distintas capacidades.

   Para Cervantes, no se trata de una historia en donde dos personajes se enamoran, tienen problemas externos y finalmente el amor triunfa, sino que es la historia de dos personajes "con bastantes taras, y ninguna relacionada con la discapacidad". "Pensamos que las barreras son los problemas externos que uno ve de primeras, y a veces los problemas son mucho más sutiles y profundos", ha señalado el actor.

   Además, ha destacado que el lenguaje de signos debe estar más extendido y que se debería enseñar en los colegios. "Yo llegué el primer día al ensayo con Carlos y de primeras pensé que si no sabía lenguaje de signos, no sabía comunicarme, y hay ahí una montaña que sortear", relata.

   Por su parte, Soroa ha agradecido la oportunidad que le ha brindado Roberto Pérez para interpretar a su personaje y ha agregado que trabajar con él ha sido "muy fácil porque conoce el mundo de la discapacidad". "Me gustaría que Roberto fuera un ejemplo para otros directores", añade.

"HACER HISTORIAS CON LA DISCAPACIDAD, NO SOBRE LA DISCAPACIDAD"

   La obra teatral surge de un corto de tres minutos realizado por Roberto Pérez Toledo hace cinco años: "A veces es mejor no saber lo que pasa después, sobre todo cuando acabas con un final evocador, pero tanta curiosidad por parte de la gente hizo que yo también me creara esa curiosidad y quisiera averiguar que pasa después", ha confesado.

   Asimismo, ha apuntado que se trata de una comedia romántica "con mucho de naif", porque cree que es importante que la discapacidad se cuente en ese tono.

   "Lo interesante es introducir la discapacidad en todo tipos de historias, y no colocándolas en el foco del conflicto, porque estamos ya hartos de las historias de superación --lo odio en mi vida y en las historias--. Lo interesante es colocar a personajes con discapacidad en cualquier historia sin que eso sea el foco de atención, para mi lo inspirador es que aparezca un personaje en silla de ruedas y que nadie hable de que va en sillas de ruedas", ha apostillado.

   En ese sentido, el director ha comentado que siempre ha querido "hacer historias con la discapacidad, no sobre la discapacidad" y para ello lo primero que tiene que hace es encontrar a actores con discapacidad que puedan interpretarlo en vez darle el papel a actores que no tengan una discapacidad aparente.

UN DESAFÍO PARA EL ESPECTADOR

   La obra es asequible para las personas sordas y oyentes, pero Pérez Toledo ha subrayado que durante las dos primeras escenas ha querido suprimir los sobretítulos para colocar al espectador oyente en el otro lugar, y viceversa. "Es una historia que desafía al espectador, tanto oyente como sordo, porque a ambos se le pide un esfuerzo. Hay información que los espectadores sordos tienen antes de los sobretítulos y al revés. Lo estimulante es encontrar ese equilibrio porque es un historia que quiere demostrar que no hay mundos separados", ha matizado el director .

   'Manual Básico de lengua de signos para romper corazones' estará disponible en el Teatro María Guerrero del 19 de enero al 13 de febrero. Paralelamente a la representación, se llevará a cabo el próximo 25 de enero un debate diseñado por Pérez Toledo que contará con la participación de Inés Enciso, Javier Cese y Ana Marqués el 25 de enero. También habrá una actividad colaborativa con la Academia de Cine en donde se proyectarán 11 cortos, entre ellos se encuentra el corto que da origen a 'Manual básico de lengua de signos para romper corazones'. Y finalmente, realizarán una actividad de conciliación, una nueva iniciativa para que los padres puedan asistir al teatro mientras que sus hijos están en un taller de teatro.

'INLOCA', SEGUNDA PRODUCCIÓN DEL CDN EN EL MARÍA GUERRERO

   Además de esta obra, el CDN ha presentado 'Inloca', que llega al Teatro María Guerrero para convertirse en su segunda producción.

   'Inloca' es una obra teatral que tiene como eje central Europa, cuya imagen es para su creadora, Ana Vallés, como una "habitación en ruinas". Bajo subtítulos como 'La habitación de Tarkovski', 'La forma del cerebro' o 'Europa después de la lluvia', la función se enfrenta a una visión sobre la idea de Europa, con referencias bibliográficas y con una puesta en escena en donde el espacio y la luz cuentan tanto como el propio texto.

   "'Inloca' parte del deseo y la fragilidad por un lado, y los lugares y la locura por otro", ha calificado Vallés. A su vez, ha desvelado la procedencia del título de la obra: "Sale de la locución 'in loco' en latín, de algo que se hace en el propio espacio. Me gustaba ponerlo en femenino, y me gustaba ese juego con la locura, esa negación con la locura", comenta.

   Refiriéndose a la locura, Vallés ha afirmado: "locos por ningún momento queremos estarlo, pero al mismo tiempo la locura no deja de fascinarnos por esa lucidez". "Para mi la locura significa la capacidad de romper las estructura lógicas que nos atan", añade.

   Según ha informado la directora durante su intervención, el montaje forma parte de 'Trilogía de la fragilidad', que comenzó con 'El diablo en la playa' y concluirá con el estreno de 'Europa después de la lluvia' en 2023.

   'Inloca' es una producción del Centro Dramático Nacional y Matarile, junto con el apoyo de Agadic-Xunta de Galicia, que estará disponible en el Teatro María Guerrero del 21 de enero al 6 de febrero de 2022.