La BNE abre las puertas a nuevos espacios expositivos, pasillos, vestíbulos y salones que estaban cerrados al público

EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/11/2018 14:02:15CET

   MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Biblioteca Nacional Española (BNE) se abrirá a los ciudadanos a partir del 29 de noviembre con nuevos espacios expositivos y la posibilidad de recorrer pasillos vestíbulos y salones que, hasta hora, estaban cerrados al público, según ha informado la institución.

   De este modo, con la inauguración de la exposición 'Leonardo da Vinci: los rostros del genio', la Biblioteca abrirá las puertas a un recorrido que comienza en el vestíbulo de la planta segunda, la escalinata y la sala del Patronato, donde se encuentran los retratos del pintor Jacinto Meléndez de la familia de Felipe V, primer Rey Borbón y fundador de la Real Biblioteca Publica en 1711.

   Además, los visitantes podrán entrar en el salón Italiano y en la Antesala del Salón de Lectura, donde se exhibirán dos de las grandes joyas de la Biblioteca: 'Los códices Madrid' de Leonardo Da Vinci.

   Asimismo, tanto el vestíbulo donde se encuentra la estatua de Marcelino Menéndez Pelayo, primer director de la Biblioteca en su sede actual (1896-1912), como la Antesala acogerán exposiciones temporales, una vez finalice la citada muestra de Leonardo.

   La Biblioteca Nacional de España sigue, según destaca, la misma política de apertura a la ciudadanía de otras grandes instituciones de la memoria como las bibliotecas nacionales de Francia y Gran Bretaña.

   "El objetivo es devolver a la sociedad el inmenso valor que contienen las colecciones de las bibliotecas nacionales, como reflejo de la evolución del pensamiento y la creación de los diferentes países y aprovechar el potencial pedagógico de estas instituciones esenciales para favorecer el acercamiento a la cultura", señala la directora de la BNE, Ana Santos Aramburo.

   La apertura de nuevos espacios ha sido objeto de debate en la Conferencia de Directores de Bibliotecas Nacionales Europeas (CENL) en 2017 y actualmente hay un grupo de trabajo que está evaluando el uso de los espacios en las diferentes bibliotecas nacionales europeas.