Publicado 25/11/2019 17:30

Ian Gibson lleva la vida de Antonio Machado al cómic: "Él habría querido un pacto con Cataluña"

Viñetas del cómic sobre la vida de Antonio Machado, de Ian Gibson y Quique Palomo
Viñetas del cómic sobre la vida de Antonio Machado, de Ian Gibson y Quique Palomo - EDICIONES B / QUIQUE PALOMO - Archivo

   MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El hispanista Ian Gibson y el ilustrador Quique Palomo publican 'Ligero de equipaje. La vida de Antonio Machado' (Ediciones B), una biografía ilustrada del poeta sevillano con el que el investigador busca resaltar "su faceta dialogante".

   "Machado era un republicano y quería una España dialogante. Insistía en que primero había que preguntar y luego escuchar en un país que habla muchísimo y escucha poco. Siempre preconizaba pactos y por eso creo que con Cataluña abogaría por el diálogo y el pacto", ha señalado en una entrevista con Europa Press, a propósito del conflicto catalán.

   En varias de las viñetas del cómic se puede ver esa faceta del autor de 'Campos de Castilla', quien además era un defensor de la lengua catalana. "Le gustaba mucho la literatura catalana, aunque no conocía suficientemente el idioma. Lo que no podría ser es anticatalán, eso seguro", ha ironizado.

   Gibson recupera una vieja idea suya para apoyar esta postura de Machado: la de la Tercera República Federal. "No solo Antonio, sino toda la familia odiaba a los borbones. La III República, probablemente ibérica, sería una solución al problema catalán, un inicio. Pero supongo que hoy en día no es políticamente correcto", ha lamentado.

   En 'Ligero de equipaje', Palomo y Gibson recorren la trayectoria vital de Machado, desde su infancia en Triana en el Palacio de Dueñas, hasta su muerte exiliado en Colliure (Francia), pasando por la París de Rubén Darío y sus estancias como profesor en Soria y Baeza.

   "Publicar ahora esta biografía es muy oportuna, ya que Machado es una gran figura que representa a los exiliados. Leerlo puede servir para que aquellos jóvenes que tienen comido el coco por el móvil piensen por ellos mismos y duden de las 'fake news', de Trump en el poder o del payaso de Boris Johnson en Inglaterra. Hay que enseñar a cuestionar", ha alertado.

LOS MACHADO Y LA GUERRA CIVIL

   Uno de los puntos álgidos del cómic es el clima prebélico que se vivió en la España de los primeros años 30, en la que Antonio Machado siempre se mostró partidario de la República. "Las circunstancias ahora son muy parecidas, incluso con un dirigente catalán en la cárcel, pero uno no se imagina que pueda haber un golpe de Estado", ha indicado Palomo.

   En esta misma línea se ha mostrado Gibson, para quien "pese a las semejanzas", la posibilidad de una Guerra Civil es remota ya que "la gran diferencia es que ahora España está en el marco de la Unión Europea".

   Precisamente, esa Guerra Civil fue el motivo de que Antonio Machado se alejara a su pesar de su inseparable hermano Manuel, otro de los capítulos reflejados en el cómic. Republicano confeso, Manuel Machado se vio sorprendido por los sublevados en Burgos, lo que para el hispanista supuso el motivo para cambiar de bando.

   "A Manuel lo meten en la cárcel y sale casi con una pistola en el cuello y con la obligación de escribir sonetos a favor de Franco. Probablemente eso le va gustando, porque se convierte en el poeta del bando nacional, pero nunca sabremos exactamente cómo fue esa conversión. Lo que sí sabemos es que no fue un hombre de derechas, pero en la guerra la gente se jugaba la vida", ha afirmado.

EL "MISTERIO" DE LEONOR

   Otro de los personajes que ocupa cantidad de páginas es el de Leonor, la primera esposa de Machado con tan solo 15 años. "Sabemos poquísimo de ella hay tres o cuatro fotografías y no hay correspondencia. Tenía un padre que se volvía brutal con el alcohol y apenas hay testimonios de sus amigas del colegio. Es un misterio", ha puntualizado.

   El tono de 'Ligero de equipaje' está marcado por un amarillo que entinta las páginas y que recuerda a los famosos campos de Castilla retratados por el poeta. Tal y como ha señalado Palomo, el cómic puede suponer una oportunidad para conocer algunas facetas del pensador que han quedado relegadas en el tiempo. "Su intervención como intelectual puede que no sea tan conocida, pero Machado fue mucho más que el poeta que habla de los paisajes", ha concluido.

Más información