30 de marzo de 2020
 
Actualizado 20/02/2020 12:25:43 CET

Juan Arnau recorre la 'Historia de la imaginación': "Aristóteles fue el primer castrador de la imaginación"

El filósofo Juan Arnau, autor de 'Historia de la imaginación'
El filósofo Juan Arnau, autor de 'Historia de la imaginación' - JAIME GOBERNA - Archivo

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El filósofo Juan Arnau publica 'Historia de la imaginación' (Espasa), un repaso por distintas civilizaciones como la griega o la egipcia en las que el autor analiza "la esencia misma de la vida" a través de mitos, creencias e imágenes mentales.

En su libro, Arnau sitúa en una entrevista con Europa Press al pensador griego Aristóteles como "el primer castrador de la imaginación", ya que se erigió en el fundador de una filosofía "al margen de los mitos".

"Platón entendía que para contar ciertas cosas relacionadas con la contradicción de la vida eran necesarios los mitos, que las van a explicar mejor que cualquier tipo de argumento o razonamiento. Eso se perdió con Aristóteles, a pesar de escribir al final de su vida 'De Ánima' y que reconociese que sin imágenes no se puede pensar", ha señalado.

Arnau ha explicado que el punto de partida de esta vasta historia podría haber sido incluso el neolítico, pero ha escogido la civilización egipcia por "cuestiones de espacio". "La idea inicial era la de comenzar con Grecia, pero durante mi investigación me di cuenta de que bebían mucho de los egipcios", ha defendido.

La evolución de la imaginación desfila por las páginas de esta obra hasta llegar a nuestros días, donde el filósofo aborda cuestiones relacionadas con la ciencia moderna. "Siempre pensamos en imágenes y eso se ve claramente en la física, por ejemplo, que es una ciencia en las que uno va desarrollando ecuaciones a ciegas", ha señalado.

Para el autor, Einstein es "el ejemplo paradigmático" de esto durante el desarrollo de su teoría de la relatividad, cuando en los pasos previos a la fórmula "la imaginación era opaca". En cualquier caso, ha aclarado que "conviene recordar a día de hoy que la vida no es matemática ni sigue sus reglas: puede ser deforme".

NETFLIX, "FICCIÓN PASIVA"

Por ejemplo, para Arnau el momento actual es "malo" para la imaginación, en especial para las nuevas generaciones. "Cuando uno ve una ficción de Netflix es algo pasivo, estamos saturados de imágenes, nos bombardean y las facultades imaginativas se resienten", ha lamentado.

"Antes, el niño estaba en el sofá pensando en las musarañas y su imaginación iba proyectando mundos. Ahora esa situación ya no se da, sobre todo para nuestros hijos y la gente que está con pantallitas, esas imágenes orientan su mente hacia ciertos deseos casi siempre relacionados con el consumo o tipos de venta. Están moldeando tus deseos y el automatismo y la pasividad hacen que las mentes cada vez sean menos luminosas", ha criticado el filósofo.

Preguntado respecto a las diferencias 'imaginativas' entre la civilización occidental y la oriental, Arnau ha recordado cómo la "dependencia de la técnica" ha lastrado la imaginación de la primera. "Hemos tenido una revolución científica y un desarrollo extraordinario de la física que ha permitido dominar el mundo, pero reducir la vida a las matemáticas supone una castración", ha indicado.

Arnau no cree que este empleo de la imaginación permita algún día saber si existe vida más allá de la muerte. "Esa es la pregunta clásica que siempre ha buscado responder la filosofía, pero yo me quedo con lo que dijo Borges: 'La solución del misterio es siempre inferior al misterio'", ha concluido.