Rémi Skoutelsky se define como el "único historiador que ha dado una visión global sobre las Brigadas Internacionales"

Actualizado 10/01/2006 16:24:11 CET

Su libro 'Novedad en el frente' recoge, desde distintas perspectivas, los aspectos relacionados con este capítulo de la Guerra Civil

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Rémi Skoutelsky se definió hoy en la presentación de su último libro 'Novedad en el frente' (Temas de Hoy) como el "único historiador que ha dado una visión global sobre las Brigadas Internacionales" que participaron en la Guerra Civil española. Un tema que a lo largo del tiempo ha enfrentado a historiadores.

El autor francés ha investigado en varios archivos, especialmente en los de Moscú, para contar en su última obra cómo fue "la organización, los componentes, las motivaciones y la ideología" de los "voluntarios" de otros países que lucharon contra el fascismo, señaló Skoutelsky en la presentación de 'Novedad en el frente'.

"Hace quince años que investigo el tema de las Brigadas Internacionales y siempre he tratado de trabajar con un método crítico", dijo. En este sentido, "me he documentado en diferentes archivos, en los franceses, españoles y en archivos de la ONU; pero es en los archivos de Moscú donde he adquirido mucha información sobre los brigadistas internacionales", indicó. "Lo más importante --añadió-- es elegir las fuentes".

Para el autor, las Brigadas Internacionales encarnan "la historia de hombres y mujeres que tomaron una decisión". "Eran voluntarios que abandonaron sus hogares, en muchos casos para luchas por la libertad y contra los fascismos europeos", explicó.

Por un lado, el historiador aclaró que los brigadistas internacionales "no contaron todo el tiempo con las armas procedentes de los soviéticos". Asimismo, el papel de los italianos antifascistas en España fue fundamental porque se convirtieron en su "locomotora".

ANDRÉ MARTY

En cuanto a las aportaciones que hace el libro sobre la figura más llamativa de las brigadas, André Marty, a quienes sus detractores calificaron de como el "carnicero de albacete", el historiador indicó que el miembro de la Internacional Comunista no fue "cabecera" de los brigadistas y que algunos historiadores se han dejado llevar por un conocido folleto de propaganda franquista de los años 40 para escribir sobre el tema.

Marty era un gran conocedor de la situación política en España. Los brigadistas permanecían la mayoría del tiempo en las trincheras, y aquel no era el mejor lugar para conocer la verdadera situación del país. Por otro lado, señaló que en las brigadas "había comunistas y anarquistas, pero los jefes tuvieron mucho cuidado de no hacerlas intervenir en los conflictos internos" de la izquierda.

Respecto de que la Guerra Civil haya sido explicada mejor por los historiadores extranjeros, Skoutelsky reconoció que cada país "sufre el problema de la amnesia de la transición democrática; también a Francia le ocurrió". En este sentido, "creo que los ingleses han sido los que mejor han aclarado los hechos sobre la Guerra Civil". Finalmente, lamentó que se "haya tenido que esperar al siglo XXI para que un presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, rindiera homenaje a los republicanos", entre los que se encontraron los brigadistas.