20 cosas que no sabías (o no recordabas) sobre Coldplay

Actualizado 25/05/2016 14:48:19 CET
Coldplay performs at NBC's Today Show Citi Concert Series
MPNC

MADRID, 25 May. (EDIZIONES - David Gallardo) -

   La banda inglesa Coldplay llega esta semana a España para ofrecer dos únicos conciertos el jueves y el viernes en el Estadio Olímpico de Barcelona, con una expectación evidente pues la segunda fecha se añadió rápidamente después de que las entradas para la primera se agotaran en unas cuantas horas.

   En esta ocasión, Coldplay llegan para presentar su séptimo disco, A head full of dreams, publicado el pasado mes de diciembre, y con el que además están celebrando en estos recitales los veinte años transcurridos desde su formación en 1996 en Londres.

   Y es que mucho han cambiado las vidas de Chris Martin y los suyos desde entonces, cuando no eran más que otros cuatro jóvenes con la cabeza llena de sueños. Pero ahora son una de las bandas de pop rock más famosas y exitosas del planeta.

   Para celebrar esta nueva visita del grupo, aprovechamos para repasar su historia a través de una veintena de detalles que quizás no sabías o al menos no recordabas sobre Coldplay.

PRIMERO SE LLAMARON PECTORALZ Y STARFISH

   Antes de ser Coldplay, Coldplay nació cuando en 1996 se conocieron el vocalista y pianista Chris Martin y el guitarrista Jonny Buckland en la Universidad de Londres. Más motivados por su pasión artística, formaron un grupo llamado Pectoralz, que pasó a ser Starfish cuando se les unió el bajista Guy Berryman. Con la llegada del batería Will Champion quedó completo el cuarteto en 1997.

WILL CHAMPION NO SABÍA TOCAR LA BATERÍA

   Curiosamente, el último fichaje resultó un tanto extraño, pues a pesar de estar destinado a sentarse detrás de los tambores, Will no sabía tocar la batería. Sí había crecido aprendiendo a tocar el piano, la guitarra, el bajo y la flauta. Todos estos conocimientos le ayudaron a aprender a tocar la batería rápidamente, a pesar de no tener experiencia previa.

INTENTARON FICHAR A TIM RICE-OXLEY

   También en 1997 tuvo lugar un encuentro que pudo cambiar la historia de la música británica, pues Chris Martin conoció a Tim Rice-Oxley. Tras tocar juntos, le propuso unirse a Coldplay, pero éste rechazó la propuesta para seguir con su propio grupo, Keane. Y así todos ganamos al tener dos buenas bandas en lugar de una, aunque por aquel entonces ni ellos sabían hasta donde podrían llegar.

500 COPIAS DE SU PRIMER EP

   Tras foguearse en directo y ensamblar un repertorio, Coldplay publicaron su primer EP el 18 de mayo de 1998 con el título de Safety y 500 copias que fueron repartidas principalmente entre discográficas, periodistas y amigos (solo 50 se pusieron a la venta). A finales de ese mismo año el grupo firmaba su primer contrato con el sello independiente Fierce Panda, con el que editaron el EP Brothers and Sisters.

WILL CHAMPION FUE DESPEDIDO EN 1999

   Poco duraron con Fierce Panda, pues a principios de 1999 firmaron otro contrato, en esta ocasión para cinco discos con Parlophone. Así llegó su tercer EP, The Blue Room, del que se hicieron 5.000 copias, con el single Bigger stronger como primer éxito de relativo alcance. A pesar de que iban dando pasos en la buena dirección, había problemas en el seno del cuarteto y Chris Martin despidió al batería Will Champion, aunque pronto le pidieron que volviera. Todos salieron reforzados como unidad de este episodio tumultuoso.

SHIVER Y YELLOW LES ABRIERON LAS PUERTAS

   En marzo de 2000, Shiver fue el primer single que Coldplay logró colar en el Top 40 británico, en el puesto 35 concretamente. En junio lanzaron Yellow, que se coló en la cuarta posición, generando ya un gran impacto, perfecto como preludio al advenimiento en julio de Parachutes, su primer largo.

NÚNERO 1 CON SU PRIMER DISCO

   Parachutes lo cambió todo, pues no es en absoluto habitual que el primer álbum de un grupo llegue al número 1 con tan aparente facilidad. Pero eso fue exactamente lo que ocurrió en el Reino Unido, gracias a los dos sencillos de adelanto y a otros tan radiados como Trouble. Tan fulgurante era su ascenso que en 2001 triunfaron en los Brit Awards como Mejor Banda Británica y Mejor Disco Británico.

EL QUINTO COLDPLAY

   Desde el inicio hasta este punto de éxito, el mánager siempre fue Phil Harvey, amigo del colegio de Chris Martin. Considerado por los otros cuatro como el quinto miembro de Coldplay, Harvey tuvo que aceptar que no podía llevar la maquinaria en solitario, por lo que pasó a ser el Director Creativo.

PROBLEMAS PARA CONTINUAR

   No resulta fácil continuar cuando el éxito te desborda de esta manera. Coldplay sufrió y se vieron en un momento en el que realmente no sabían hacia cual dirección seguir su camino. Pero entonces apareció el tema In my place, que fue el que les ayudó a proseguir. Una vez que la tuvieron terminada, el resto de canciones de su segundo disco llegaron en cascada, hasta un total de 20, de las que hubo que descartar casi la mitad.

INSPIRADOS POR GEORGE HARRISON

   Este segundo disco fue A rush of blood to the head y llegó en agosto de 2002, con clásicos del grupo como The Scientist, una canción compuesta por Chris Martin después de escuchar All things must pass de George Harrison. La música del exBeatle sirvió de inspiración para unos Coldplay que, casualmente, grabaron este álbum en Liverpool, donde los Beatles cimentaron su mito.

THE NAPPIES

   Mientras preparaban su tercer disco, nació The Nappies, una banda alterego de Coldplay formada en 2004. De vida fugaz, pues apenas hicieron una canción en homenaje a la primera hija de Chris, llamada Apple, los integrantes fueron los cuatro músicos 'titulares' y el ingeniero de sonido Dan Green (quien, además, está acreditado como el científico de The Scientist).

COMPARACIONES CON U2

   Las comparaciones con U2 se habían iniciado en la anterior gira, pero se dispararon con el contenido del tercer disco, X&Y (2005), con temas como Speed of sound y Talk. Esto fue algo que preocupó al grupo en un primer momento, pero el propio Chris Martin, fan declarado de Bono y los suyos, terminó confesando que estas malas críticas por parecerse en exceso a la banda irlandesa terminaron haciéndole sentir "liberado".

TRABAJO CON BRIAN ENO

   Claro que tampoco ayudó a disipar estas críticas que Coldplay decidieran contar en su cuarto disco como productor con Brian Eno, alguien directamente relacionado con los mejores trabajos de U2. Pero el resultado de alguna manera sí les distanció de U2, pues Viva la vida or death and all his friends (2008) alcanzó otros lugares sonoros de la mano del afamado y respetado productor inglés: menos rock y más pop, aunque sin perder la grandilocuencia y épica para multitudes.

VIVA LA VIDA

   Y es que este cuarto trabajo fue el más exitoso del grupo gracias a singles de tan evidente pegada como Viva la vida, que se convirtió en el primer número 1 de Coldplay en la lista de singles estadounidense Billboard Hot 100. También lideró en Reino Unido y otros muchos países. De hecho, el álbum fue el más vendido de 2008 en todo el mundo.

COLABORACIÓN CON JAY-Z

   Siempre tratando de abrir nuevos caminos a su música y en plena borrachera de éxito, Coldplay publicó una versión especial de su single Lost! con la participación del icono del hip hop y de los negocios Jay-Z, algo totalmente inesperado diez años atrás (y que también han hecho U2, curiosamente, en una especie de cuadratura del círculo).

PLAGIO A JOE SATRIANI

   Pero no todo fueron buenos momentos en aquella época, pues en diciembre de 2008 el guitarrista Joe Satriani demandó al grupo alegando que su Viva la Vida se parecía demasiado a su tema propio de 2004 If I Could Fly? La banda lo negó (y siguió cosechando éxitos, como el Grammy a la Canción del Año), pero lo cierto es que al final la cuestión se evaporó después de que las partes alcanzaran un acuerdo privado.

CONCIERTO ESPECIAL EN MADRID

   El quinto disco de Coldplay, Mylo Xyloto, llegó en octubre de 2011 y contó con una presentación oficial para todo el mundo el día 26 de aquel mes, retransmitiendo en vivo a través de YouTube su concierto en la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid, con dirección de Anton Corbijn.

CANCIÓN PARA LOS JUEGOS DEL HAMBRE

   Tras ganar 171 millones de dólares con la gira de Mylo Xyloto en 2012, el grupo descansó antes de entregar Atlas, tema para la película The hunger games: Catching a fire en septiembre de 2013. Se trataba de la primera canción de Coldplay compuesta especialmente para una película (en 2014 llegaría otra llamada Miracles para la cinta Unbroken protagonizada por Angelina Jolie).

NO A LA PUBLICIDAD, SÍ AL ACTIVISMO

   Este contacto con el cine no se contradice con otra de las posturas del grupo, basada en rechazar que sus canciones suenen en anuncios. En el pasado han rechazado suculentas ofertas de Gatorade, Coca-Cola y Gap, que quisieron usar sus temas Yellow, Trouble y Don't Panic, para "no desvirtuar su significado", según el propio Martin. Además, el grupo apoya organizaciones como Aministía Internacional, Intermón Oxfam  y Meat Free Monday.

¿EL ÚLTIMO DISCO DE COLDPLAY?

   Hubo que esperar hasta mayo de 2014 para escuchar Ghost Stories, sexto y oscuro disco del grupo, protagonizado por la ruptura sentimental de Chris Martin con Gwyneth Paltrow. Un trabajo que no contó con gira de presentación como tal, y que encuentra su contrapunto en A head full of dreams, su continuación de 2015, en el que la luminosidad y el color vuelven a ser las señas de identidad del grupo. A pesar de que el vocalista haya dicho a la BBC que lo ven como su posible último disco...