Actualizado 31/08/2018 16:35

¿Por qué han aparecido en los últimos días unas pocas entradas a la venta en Ticketmaster para U2 en Madrid?

Bono, the Edge, Adam Clayton and Larry Mullen Jr. Of U2 perform in concert at Ma
Bono, the Edge, Adam Clayton and Larry Mullen Jr. Of U2 perform in concert at Ma - EMPICS ENTERTAINMENT / CORDON PRESS / PBG
u2boletos u2boletostick

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS - David Gallardo) -

A pesar de que las entradas para los dos conciertos de U2 en el WiZink Center de Madrid en septiembre se agotaron en un abrir y cerrar de ojos, durante la última semana han aparecido con cuentagotas unas pocas a la venta en Ticketmaster.

Es decir, los fans más avispados han podido hacerse con alguna de esas entradas en el canal de venta oficial y al mismo precio que las que volaron a principios de año. ¿De dónde han salido esos tickets? ¿Acaso está Ticketmaster perpetrando algún tipo de juego especulativo o relacionado con la reventa? ¿Tendrá que ver con las entradas Platinum que no se venden?

Lo niega tajantemente Nuria Rico, directora del Departamento de Ticketing de Live Nation, empresa junto a Doctor Music promotora de la gira de U2 en España, quien aclara a Europa Press que "Ticketmaster es un operador de venta, no el promotor", por lo que "ni hace ni deshace".

"Ticketmaster -que es a su vez propiedad de Live Nation- no libera cuatro entradas de U2 porque sí", zanja, al tiempo que explica que la promotora en España tampoco decide esto: "Nosotros seguimos las instrucciones de las giras. No hacemos las cosas porque queremos, seguimos sus indicaciones".

En definitiva, Ticketmaster ejecuta las instrucciones que se les da desde la oficina del promotor -Live Nation en este caso- a través del Departamento de Ticketing, que a su vez sigue también las indicaciones desde la dirección de la gira, bajo mando de la oficina de cada grupo, en este caso U2.

"En determinadas giras, el tour bloquea un cupo muy pequeño de entradas al promotor local para atender sus compromisos. Eso se llama 'artist holds'. Son entradas que se reserva el grupo para acuerdos de patrocinio, compromisos familiares o empleados de las discográficas", explica Rico.

En esta línea, señala que "Cada artista tiene sus propios compromisos de gira" y, en función de ellos, su oficina calcula las entradas que puede necesitar en cada recital y que, por tanto, no se ponen a la venta para el público general.

Y prosigue Rico: "U2 nos bloqueó un 'artist hold' que se ha ido liberando estos días según han visto que no lo iban a necesitar. El viernes pasado liberamos unas poquitas, el lunes otras poquitas y el martes aún las últimas".

"Se han liberado muy poquitas" de ambos días -20 y 21 de septiembre, y ahora mismo vuelven a estar todas agotadas-, resume, para luego anticipar que hasta que lleguen las fechas de los conciertos puede darse la posibilidad de que se liberen algunas más y se pongan a la venta "incluso en el último momento".

Por eso, destaca que "lo del 'sold out' -entradas agotadas- es relativo hoy en día, puesto que igual llega la fecha de la actuación y el artista aún tenía 20 entradas para familiares o amigos, pero finalmente necesita 13. "Entonces esas siete se ponen en taquilla", señala.

CUPOS DE PRODUCCIÓN

Junto a las entradas que el propio tour se reserva para sus necesidades, están también los cupos de producción, que cambian cuando se hacen "pequeños ajustes" relacionados con el montaje del escenario, luces y sonido.

A este respecto explica Rico: "La gira puede no tener muy claro dónde van los cañones de luz, por ejemplo. Conforme se acerca la fecha y se va viendo eso se pueden ir liberando. Nosotros con la pista somos muy estrictos, pero cuando se tienen todas las medidas, igual nos dan permiso para sacar más y liberamos otro cupo".

"Pero no digo que eso vaya a pasar en este caso de U2", aclara, al tiempo que indica que este tipo de operaciones no se anuncian porque al final se genera "más confusión y frustración que otra cosa". "Del primer concierto se liberaron el martes cuatro entradas. Si anuncias eso se pueden crear también más suspicacias".

PRECIOS DINÁMICOS PLATINUM

Al margen de estas vicisitudes del día a día en la organización de grandes conciertos, las últimas entradas para U2 en Madrid que quedan disponibles, y así está siendo desde que se pusieron oficialmente todas a la venta, son las del tipo Platinum, que funcionan como una subasta bajo la premisa de los 'precios dinámicos'.

Esto quiere decir que van cambiando los precios, -ya de por sí muy superiores a los 'normales'-, que ahora mismo van desde 610 hasta 805 euros por entrada. En esta oscilación se han dado casos en los últimos días de poder adquirir localidades a 218 euros, según confirma uno de esos compradores a Europa Press: "El día anterior eran 800".

Las entradas Platinum para el recital del día 20 tuvieron inicialmente un precio entre 1.255 y 1.580 euros, para pasar luego a la horquilla actual. Si no encuentran comprador debiaran abaratarse aún más, puesto que funcionan "con sistema de oferta y demanda", tal y como recuerda Rico, quien concluye: "Pero quedan muy poquitas también ya. No se deja ningún asiento por ocupar".