Publicado 12/11/2013 16:11

Backstreet Boys: "Es difícil crecer ante el público, quieren mantenerte como te recuerdan"

Los Back Street Boys en Madrid
EUROPA PRESS

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Backstreet Boys han cumplido 20 años en la música y siguen congregando a decenas de seguidores en la puerta de los hoteles en los que se alojan, aunque estos ya no gritan ni corean sus nombres. Han crecido con ellos y son algunos de los supervivientes de aquella oleada fan que el grupo protagonizó junto a otras bandas como New Kids on the Block o Take That a mediados de los 90.

Ahora llegan a España para presentar 'In a world like this', su octavo disco de estudio, compuesto por 12 temas en su mayoría coescritos por los miembros del grupo y que fueron grabadas en Londres y Los Ángeles, con la producción de Martin Terefe, responsables de trabajos de Jason Mraz, Train o James Morrison, entre otros.

Según han explicado los miembros de la banda este martes durante una entrevista con Europa Press, grabar con Terefe en Londres fue una suerte. "Suena un poco acústico, casi folk", explica Howie Dorough acerca de este disco.

A pesar de los cambios que se presentan disco a disco, "las cosas aún parecen familiares" para la banda, según destaca Nick Carter. "Hemos dado conciertos increíbles, tocando nuestras canciones y estamos disfrutando de nuestro momento", ha destacado.

Respecto al panorama actual de la escena pop, los miembros de Backstreet Boys han señalado que se sienten inspirados tanto por artistas antiguos como nuevos. En este sentido, preguntados por las diferencias entre los ídolos de hoy y los de hace 20 años, más inocentes y discretos, Richardson indica que las nuevas generaciones "están intentando hacer su transición".

"Es difícil crecer ante el ojo del público, porque cuando pasan los años, ellos y los medios de comunicación quieren mantenerte tal y como te recuerdan. Pero todos tenemos que cometer errores", ha manifestado Kevin Richardson.

A diferencia de otras 'boy bands', ellos han conseguido mantenerse en la carretera desde su nacimiento, en 1993, y de hecho el periodo más largo durante el cual no han publicado ningún disco se limita a el lapso entre 2000 y 2005. ¿La clave? "El secreto está en tener la voluntad de tener éxito y en la calidad de la música", indica Brian Littrell.

EL REGRESO DE KEVIN

El 14 de junio de 2005, los Backstreet Boys lanzaron el álbum 'Never Gone' y apenas un año más tarde, Kevin Richardson dejó la banda para perseguir otros intereses. Según ha indicado a este medio, durante la gira del último disco que grabó junto a la banda antes de darse un descanso "lo pasó muy bien".

Sin embargo, cuando poco después les propusieron grabar otro disco, pensó que por primera vez en su vida no le "apetecía" ni "inspiraba". "Di un paso atrás para centrarme en mi vida y en otros sueños personales", señala. Uno de ellos: "ser padre".

Desentenderse del proyecto del que había formado parte durante tanto tiempo no fue en absoluto un momento traumático. Según cuenta, en el momento en el que dio la noticia a sus compañeros, ellos le animaron a seguir sus impulsos: "Si no tienes ganas, haz lo que tengas que hacer", le dijo el resto de la banda. "Hace un año y medio les llamé y les dije que estaba dispuesto otra vez. Volví a tener ese deseo", ha confesado.