Camilo Sesto cumple 70 años: su vida en 5 canciones

CAMILO SESTO
SONY MUSIC
Actualizado 16/09/2016 12:18:35 CET

MADRID, 16 Sep. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Más de 170 millones de discos vendidos en todo el mundo. Más de 6.000 conciertos entre 1970 y 1987. Fue presentado como 'The Sinatra of Spain' en el Madison Square Garden de Nueva York. Tiene días en su honor en el estado de Nevada (28 de mayo) y Puerto Rico (21 de febrero). Suya es la canción más vendida en España en los setenta: El amor de mi vida.

Icono absoluto de la música española, Rey de los karaokes del siglo XXI, trascendió este mundo de vivos al protagonizar la versión en castellano del musical Jesucristo Superstar durante 1975 y 1976 en Madrid. Un proyecto financiado en su totalidad por su tozudez y que le costó 12 millones de pesetas de la época, pero que logró el aplauso del compositor original, Andrew Lloyd Webber.

Todo eso y más es Camilo Sesto, nacido Camilo Blanes Cortés hace 70 años, el 16 de septiembre de 1946, en la localidad alicantina de Alcoy. Emperador de la música a ambos lados del Atlántico durante los setenta y los ochenta del siglo pasado (y descubridor de Miguel Bosé, digámoslo), tan alto llegó que todavía está aterrizando desde que comenzó a descender en los noventa.

Desde entonces, pocas producciones, alejado de la vida pública. Su última aparición tuvo lugar en octubre de 2010 en Madrid, donde durante dos noches grabó en el Auditorio del Parque de las Naciones un doble directo con aroma a nostalgia y aspecto de despedida definitiva. Tal es el palpitar de su legado que, en realidad, no es necesaria otra cosa que seguir paladeándolo.

Por eso precisamente este próximo 23 de septiembre publicará un extenso disco recopilatorio en el que revitaliza de nuevo un catálogo tan poderoso como inigualable. No en vano, Camilo Sesto ha colocado durante su trayectoria 52 singles en el número 1 de las listas españolas. Con motivo de su 70 cumpleaños este viernes, escogemos un repóker ganador de su inabarcable ristra de éxitos.

ALGO DE MÍ

El joven Camilo se inició en la música con Los Dayson, cantando canciones de Beatles, Bee Gees y Dúo Dinámico en bodas y bautizos de la comarca de Alcoy. Ya establecido en Madrid, Los Botines fueron su segundo grupo antes de lanzarse como solista en 1970 y el nombre de Camilo Sexto. En 1971 debutó con el disco Algo de mi, producido por Juan Pardo y ya como Camilo Sesto. Este tema fue su inapelable primer número 1.

GETSEMANÍ

El primer lustro de los setenta fue de frenesí absoluto con singles de éxito en España y América como Amor amar, Fresa salvaje, Como cada noche, Con razón o sin razón, Todo por nada y ¿Quieres ser mi amante?, por citar algunos. Y en 1975 su empeño personal le llevó a protagonizar en el Teatro Alcalá-Palace de Madrid el musical Jesucristo Superstar, con el que logró un impacto generacional que aún hoy perdura gracias a interpretaciones desgarradoras como esta de Getsemaní.

VIVIR ASÍ ES MORIR DE AMOR

Los números 1 se suceden con Si tú te vas, Con el viento a favor, Mi buen amor, Miénteme y Celos, y es en 1978 cuando se produce la explosión definitiva que le hace pasar de icono a leyenda con el disco Sentimientos, que incluye Vivir así es morir de amor. Un clásico indiscutible de los karaokes todavía en la actualidad.

EL AMOR DE MI VIDA

Por si el éxito de Vivir así es morir de amor no fuera suficiente, el disco Sentimientos incluye también El amor de mi vida, la canción más vendida en España de toda la década de los setenta. A finales de 1979 se presentó en el Madison Square Garden de Nueva York como 'The Sinatra of Spain' en un momento de cima absoluta de su trayectoria, aunque todavía le quedaban grandes momentos durante los años siguientes.

PERDÓNAME

Camilo emprendió la década de los ochenta con el álbum Amaneciendo, que despachó más de 10 millones de copias en España y América, con singles tan coreados como Vivir sin ti, Días de vino y rosas, Donde estés con quien estés, Un amor no muere así como así y la celebérrima balada Perdóname.

Afincado ya en Estados Unidos, actúa por todo el continente americano incesantemente durante los años siguientes, sin olvidarse de España, manteniéndose bien alto con sencillos como Amor no me ignores, Tarde o temprano, No sabes cuanto, Mi mundo tú, Terciopelo de piedra, Mientras tú me sigas necesitando, Amor de mujer, Paloma blanca paloma mía, Quererte a ti...

Ya convertido en Camilo Sesto Superstar, aunando lo terrenal y lo divino, disfrutó del éxito en todo el mundo, incluso actuando ante 40.000 fans en Japón antes de anunciar en 1987 un retiro que, sin ser definitivo, sí fue progresivo. Aunque el éxito de sus canciones le haya hecho estar siempre presente en muchos corazones. ¿Cómo podría ser de otra manera con semejantes baladones y cantos al amor? Y sí, pasaremos por alto algunos intentos desafortunados de volver a lo grande porque, en definitiva, es verdad que Camilo 'mola mazo'.