El director de la Zarzuela tilda de "violencia" y "crispación" las interrupciones de 'Doña Francisquita'

'Doña Francisquita' divide al público de la Zarzuela, que aplaude y critica el montaje de Lluís Pasqual
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 23/05/2019 15:35:37CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El director del Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco, ha tildado de "momentos de violencia" y de "crispación" las interrupciones que se han vivido en la puesta en escena de 'Doña Francisquita' en varias de sus representaciones desde que se estrenó, el pasado martes 14 de mayo.

Tal y como ha indicado Bianco este jueves durante la presentación de la temporada 2019-2020, en el mundo del teatro "hay un código muy marcado" que a su juicio "todo el mundo respeta o debería respetar". En este sentido, ha señalado que se puede "abuchear o pitar cuando termina la función"; "aplaudir"; "la indiferencia"; y, "en los tiempos modernos, hay una manera que es escribir en un libro de reclamaciones".

"Esto no ha pasado aquí. Ha sido un momento de violencia que no había visto", ha criticado el director de la Zarzuela, quien ha lamentado que parte del público interrumpió durante "un minuto y 20 segundos" la función, lo que para quienes están en el escenario "han sido 24 horas".

Según ha denunciado, en la actualidad se vive "un momento de crispación muy grande" y no cree que sea necesario hacer "surgir este león o este monstruo" que todos pueden llevar dentro. "No es la manera, creo que eso le hace daño al género y a la zarzuela", ha apostillado.

Además, cree que se "podría llegar a pensar que eso está orientado". "Puede ser que algún día descubramos que eso puede ser orientado, como cuando en una manifestación diez revientan los cajeros", ha dicho Bianco. Aunque ha precisado que "no a todo el mundo le gusta todo", opina que este acto "no sirve para el teatro, ni para la gente que quiere ver la función, ni mucho menos para este género".

El montaje de 'Doña Francisquita', de Amadeo Vives, que acoge estos días el Teatro de la Zarzuela de Madrid, ha dividido al público, que se ha mostrado muy efusivo tanto en los aplausos como en las críticas a esta comedia tras su estreno, el pasado martes 14 de mayo.

En un vídeo de un momento de la representación del pasado domingo 19 de mayo, al que ha tenido acceso Europa Press, varias voces del público piden ver "la obra original", lanzan gritos de "fuera" y piden "música". Las interrupciones constantes en el desarrollo de la obra en este momento impiden escuchar a Gonzalo de Castro, narrador.

Este montaje, que cuenta con dirección musical de Óliver Díaz y dirección de escena de Lluís Pasqual, es una nueva producción del Teatro de la Zarzuela en coproducción con el Gran Teatre del Liceu y la Ópera de Lausanne.

Esta comedia lírica en tres actos es una de las obras más importantes de este género, por lo que algunos espectadores del Teatro de la Zarzuela han criticado estos días la versión de Lluís Pasqual, que ha modificado parte del libreto.

Contador