Actualizado 27/06/2013 9:21:42 +00:00 CET

Europe, Whitesnake y Def Leppard en Madrid

MADRID, 27 Jun. (Esther Sanz/EP) -

Pocas veces se reúnen en un mismo concierto tres bandas legendarias del rock; más de tres décadas de historia viva de este género que, lejos de morir, atrae cada vez a las nuevas generaciones. Tal es el caso de Europe, Whitesnake y Def Leppard, que este miércoles por la noche, ante un público entregado y de todas las edades, continuaron en Madrid su "minigira" conjunta por nuestro país, después de visitar San Sebastián y Barcelona y dos días antes de concluirla en Santiago de Compostela.

A las siete de la tarde, con puntualidad extrema, Europe iniciaba su concierto con dos potentes temas de su último disco, Bag of Bones (2012): 'Riches to Rags' y 'Firebox'. La versión más dura de los suecos dio paso a uno de sus clásicos, 'Superstitious'. Bastó que su cantante entonara la primera frase -"Keep on walkin' that road and I'll follow"- para que, en efecto, todo el Palacio de Vistalegre le siguiera y lo coreara con él. "¡Buenas noches. Hemos vuelto!", saludaba en español Tempest desde la pasarela, antes de entonar otra de sus canciones de los ochenta, 'Scream of Anger'.

El solo de guitarra de John Norum protagonizó la siguiente, 'Girl From Lebanon', a la que siguió la balada por excelencia de la banda, 'Carrie'. Un momento de comunión musical que se mantuvo hasta el final de su hora de actuación, con 'Let the Good Times Rock', 'Seven Doors Hotel', la siempre estimulante 'Rock the Night', su trallazo cuasiapocalíptico 'Last Look At Eden' y, cómo no, 'The Final Countdown'. Ese himno intergeneracional, celebérrimo, architarareado y, ante todo, atemporal que sigue desatándonos en directo.

Tras apenas media hora de descanso, segundo asalto de hard rock, en esta ocasión con Whitesnake y Mr. David Coverdale, cuya camisa negra llevaba una frase en la espalda que rezaba: "Make some fucking noise". Ochenta minutos de "ruido" que mantuvieron a Vistalegre en pie desde los dos primeros temas de su set list, 'Give Me All Your Love' y 'Ready An' Willing', con el cantante y el guitarrista Doug Aldrich turnándose en la pasarela. 'Can You Hear the Wind Blow' y 'Don't Break My Heart Again' anunciaban el hit más popular de los británicos, 'Is This Love', una de esas canciones 'azucaradas' pinchadas hasta la saciedad en radiofórmula pero que gusta escuchar en vivo.

Tras ponerse romántico, a Coverdale le ataca la nostalgia. Habla de los treinta y cinco años de viaje de Whitesnake antes de tocar 'Gambler', una canción con la que retrocede hasta 1984, para después volver a la década presente con 'Love Will Set You Free', el que fue primer single de su último álbum, Forevermore (2011), cuyo tema del mismo título también sonó en el concierto. 'Pistols At Down' supuso el momento de lucimiento para Aldrich y el también guitarrista Reb Beach, mientras que Tomy Aldridge brilló en su solo de batería (con baquetas y con las manos) en 'Steal Your Heart Away'. 'Best Years', 'Bad Boys' y 'Children of the Night' precedieron a un "trio" final de lujo: 'Fool For Your Loving', 'Here I Go Again' y 'Still Of the Night'. Mientras la banda se despide, suena de fondo otra de las canciones de sus inicios, 'We Wish You Well'.

Otro paréntesis y tercer round con Def Leppard, con un sonido perfecto y fiel a sus trabajos de estudio. Joe Elliott y sus suyos (incluido el guitarrista Vivian Campbell, enfermo de cáncer) comenzaron con 'Good Morning Freedom', un tema de su primer disco, allá por 1980. Al año siguiente, publicaron High N' Dry, del que sonaron hasta tres singles en Madrid, uno detrás de otro: Mirror Mirror, Bringin' On The Heartbreak y la instrumental Switch 625. Aparte de 'Action' y 'Promises', los británicos interpretaron tres canciones de su disco Pyromania (1983) -'Foolin'', 'Rock of Ages' y 'Photograph'- y una de Adrenalize (1992) -'Let's Get Rocket'-, los cuales forman, junto a Hysteria (1987), una de las mejores trilogías del rock.

Como ya hiciera en Donosti, Def Leppard repasó en su totalidad este último disco, del que se cumplieron 25 años en 2012. Tras proyectarse en la pantalla del escenario un vídeo sobre la historia del grupo, sonaron en Vistalegre temas como 'Rocket', 'Animal', 'Love Bites' e 'Hysteria'. Aunque sin duda fueron las conocidas notas del sensual 'Pour Some Sugar On Me' las que consiguieron levantar a un público minado por el cansancio, todavía en ese momento en la mitad del concierto. Animado por Elliott, dio lo mejor de sí ya en los bises para cerrar cinco horas de rock en las que se echó mucho de menos que los carismáticos 'frontmen' de las tres míticas bandas coincidieran en el escenario.