Jack White nunca ha tenido un teléfono móvil y compara la "adicción" de la gente con el alcoholismo

Actualizado 19/06/2019 18:20:48 CET
Jack White
GETTY IMAGES FOR IHEARTMEDIA / KEVIN WINTER

MADRID, 19 Jun. (EDIZIONES) -

Es conocida la animadversión de Jack White a los teléfonos móviles, que ha llegado a prohibir expresamente en sus conciertos, pero ahora ha ido más allá y ha asegurado que nunca ha tenido uno y que cree que la sociedad tiene una "adicción" a estos aparatos.

"Para alguien como yo, que es uno de los pocos que no tiene teléfono móvil, es bastante divertido caminar por la calle y ver a todo el mundo usándolo", ha dicho el músico a Channel 4 News en declaraciones recogidas por el NME.

Y ha agregado: "Nunca he tenido uno, así que cuando estoy por ahí soy una anomalía y observo a todo el mundo. Para mí, todo el mundo parece tonto. Bueno, es su vida y quizás esta es la manera en la que todo va a ser desde ahora. No tengo ni idea y nadie la tiene".

"Quizás se conviertan en implantes. Probablemente serán microchips detrás de tu globo ocular o cualquier cosa", ha reflexionado tratando de imaginar un futuro que podría estar más cerca de lo que cualquiera pueda imaginar teniendo en cuenta la rapidez de los avances.

Sobre la prohibición de teléfonos en sus conciertos, ha destacado que le parece "triste" que la gente de manera natural ya no parezca inclinada a prestar atención para vivir cada momento.

"Pensé al principio que era como un proyecto de arte para ver si la gente lo encontraba guay o divertido, una nueva experiencia como una 'escape room' o algo así", ha señalado White.

Sin embargo, para su "sorpresa", a todo el mundo le "encantó" la idea: "Llevamos un año haciéndolo y es alucinante a cuanta gente le encanta. Es como que la gente necesita que le digan que no puede usarlo para realmente no usarlo".

"Qué triste, esto es bastante triste. De nuevo, viniendo de alguien que no es parte de ello, es fácil para mí porque yo no tengo esa adicción", ha indicado el músico estadounidense, atreviéndose incluso a comparar el uso de los móviles con el alcoholismo.

Por eso, ha remarcado: "Es triste si no puedes optar por dejar de beber por un día. Lo mismo con eso, si no puedes dejar de leerlo durante una hora y experimentar la vida de una manera real, es triste. Y tal vez sea aún más triste que hayan tenido que decirte que lo hagas y que no lo hicieras naturalmente por ti mismo".

Continuando con sus reflexiones, ha concluido que la mayor parte de la gente que usa los móviles y las redes sociales lo hace para mostrar las cosas que están haciendo y no están haciendo los demás.

"Es esa competición, vouyerismo, los celos, características humanas realmente superficiales. Vamos, hombre. No es que la gente diga 'acabo de ver la mejor película de mi vida' o 'acabo de escuchar el poema más hermoso'. Muestra que si no está sucediendo en el momento, entonces no les vale la pena. Mucho de eso es realmente una tontería. ¡Es triste también! Es gracioso", ha rematado.

Para leer más