The Cure ataca a Radiohead

Actualizado 23/02/2009 22:05:57 CET
Europa Press

LOS ANGELES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Robert Smith, el líder de The Cure, cree que la iniciativa de Radiohead de comercializar su último disco, 'In Rainbows', a través de su página web y al precio que crea conveniente el usuario "no tiene sentido". Es más, para el icónico artista, lo que ha hecho la banda de Thom Yorke es minusvalorar su trabajo.

No es la primera vez que un artista se pronuncia en contra de la iniciativa de Radiohead, que el pasado octubre de 2007 ofreció su séptimo disco, 'In Rainbows', de forma gratuita en su página web. El precio a pagar por aquel álbum era decisión última de los usuarios y, aunque nunca llegaron a hacer públicas cifras de ventas o de ingresos por aquella novedosa opción, el disco fue todo un éxito cuando se publicó en formato CD.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con esta iniciativa. Recientemente, la banda británica de trip-hop Portishead, ante el final de su contrato con la discográfica habitual, mostraba incertidumbre ante el futuro, pero, en cualquier caso, dejaba claro que ellos no "regalan" su música. Del mismo modo, Robert Smith, cantante de The Cure, cree que la idea de Radiohead "no tiene sentido".

Mientras su grupo continúa con la gira de presentación del último álbum de The Cure, '4:13 Dream', que se publicó a finales del año pasad, Smith se posicionó completamente en contra de este tipo de iniciativas, que en nuestro país han desarrollado grupos como Canteca de Macao. "Estoy violentamente en desacuerdo con esa iniciativa", ha asegurado en declaraciones a la revista 'NME' recogidas por Europa Press el cantante de la banda gótica.

"No puedes permitir a otra gente que ponga precio a lo que haces, a no ser que consideres que lo que haces no tiene valor del todo, y eso es un sentido", alega el cantante de The Cure, que no ha tenido ningún reparo en ir aireando en su web los problemas con la discográfica a la hora de publicar su último álbum. Smith informaba del lanzamiento de cada uno de los singles que han compuesto el disco, pero el formato digital se realizaba a través de tiendas como iTunes, es decir, de pago.

"Si le pongo un valor a mi música y nadie está preparado para pagar eso, entonces hago el ridículo, pero la idea de que el valor de algo lo pone el consumidor es un plan idiota, no puede funcionar", señala Robert Smith.