Actualizado 20/07/2006 19:00:11 +00:00 CET

Diez esculturas de Cristóbal Gabarrón evocan las contradicciones de Cristóbal Colón en el Paseo del Prado

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, inauguró hoy en el Paseo del Prado, la serie de diez esculturas creadas por el artista murciano Cristóbal Gabarrón para evocar y reflejar los misterios de la figura de Colón. El céntrico paseo madrileño exhibirá hasta el próximo 25 de septiembre esta muestra titulada 'Los silencios de colón', que sintetiza las grandes contradicciones del descubridor de América. "Hablamos de un hombre de grandes contradicciones y esta serie es una fábula en donde recreo esos misterios que giran en torno a su figura", explicó el artista. El alcalde recorrió el Paseo del Prado observando cada escultura, acompañado por el artista y Consuelo Ciscar , directora del IVAM y comisaria de la muestra.

Así estas diez esculturas "sintetizan" los misterios de Colón que inundan miles de páginas de los libros de historia, algunos de los cuales han pasado por las manos de Gabarrón para poder trasladar al espectador las "contradicciones" de la figura de Colón. Para el artista murciano el "mayor misterio" del descubridor de América era su "capacidad de seducir y enamorar" a las clases más elitistas de la sociedad como la iglesia, la monarquía o la nobleza. "Pero era incapaz de relacionarse con los que estaban a su mando", matizó.

El personaje de Colón surgió en la mente de Gabarrón a raíz de la Exposición Universal cuando tuvo que realizar los murales que explicaban todo el proceso de la Conquista de América. Unos años después retomó esta idea para ahondar en la figura de este hombre, en torno al cual siguen sin esclarecerse muchas dudas. Entre ellas, Gabarrón mencionó la incertidumbre de su origen, su verdadera profesión (algunos historiadores que era un virrey) o las características de alguno de sus viajes.

MUESTRA ITINERANTE

Esta serie de esculturas que se inauguró en el IVAM de Valencia y que ha pasado ya por ciudades como Valencia, Santiago de Compostela y Valladolid, va a itenerar por todas las ciudades que tuvieron una significación especial en la empresas colombina, hasta acabar en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York.

Elaboradas en fibra de vidrio policromado y pintadas con colores muy vivos, rojos, azules y verdes como metáfora de los colores que Colón vio al llegar a América, y que según Gabarrón, tanto le "fascinaron", esta serie de esculturas son un ejemplo más del 'arte público' que crea este artista murciano "para ponerlo al alcance de todo el mundo". Los títulos de las obras dan también una idea de las intenciones estéticas y los desafíos artísticos que se ha planteado Gabarrón: 'Así que monstruos no he hallado, 'Es gente desnuda' o 'El Mensajero divino'.

Preguntado por sus futuros proyectos Gabarrón señaló que está preparando un gran mural para un edificio de Chicago; una escultura para un cruce de carreteras en Navalcarnero y una pieza de 30 metros cuadrados por 12 que se instalará en Murcia.

Cristóbal Gabarrón nace en la localidad de Mula, Murcia, en el año 1945, si bien cuando contaba con seis años de edad se traslada con su familia a Valladolid. Desde 1986 vive y trabaja entre Estados Unidos y España.

Dedicado a la pintura de forma ininterrumpida, en 1964 ofreció su primera muestra compuesta por cuadros figurativos influido principalmente por la naturaleza y el entorno rural de los campos de Castilla, sin embargo, rápidamente evolucionó hacía la abstracción, pasando por el informalismo, hasta crear un estilo de pintura propio.

A partir de esa experiencia las exposiciones se suceden en toda España e inmediatamente después comienzan las muestras en el extranjero.

Desde aquellos 70, donde comienza a darse a conocer, su prestigio irá incrementándose hasta llegar a ser considerado en la actualidad, por la crítica internacional, como uno de los creadores más representativos de las últimas generaciones de artistas españoles.