Actualizado 06/10/2008 20:02

El Museo de Historia de Valencia abre temporada con la reflexión de la forma urbana de Valencia del pintor Vicente Gómez

VALENCIA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Museu de Història de Valencia abrirá la temporada de exposiciones temporales mañana con una muestra dedicada a Vicente Gómez García, centrada en su obra pictórica, que tiene como referente la ciudad de Valencia. La exposición titulada '1978-2008. Una visión personal: Vicente Gómez García', está dedicada a glosar el trabajo de este pintor, que ha dedicado buena parte de su obra a reflexionar sobre la forma urbana de la ciudad desde el lenguaje del arte moderno, informaron hoy fuentes municipales.

La trayectoria del artista, nacido en Valencia en 1926 y formado en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, se inició en 1951 dentro del grupo Los siete, con quienes organizó diversas exposiciones. Poco tiempo después inauguró su primera muestra en solitario (1959, Sala Braulio), en la que apuntaba ya algunos de los rasgos que iban a caracterizar su obra.

En las décadas siguientes fue madurando el estilo, el cual se manifestó con rotundidad en 1981 con motivo de la exposición 'Valencia, desarrollo de una investigación estética', celebrada en la Real Academia de San Carlos y Museo de Bellas Artes de Valencia. Su trabajo, que se ha definido en lo artístico por la integración de estilos y el dominio del color, profundiza en la lectura de la ciudad de Valencia, la cual representa usando lenguajes diversos, que se inician en la figuración más clásica para llegar al vanguardismo, explicaron.

Habitualmente el Museu d'història de València, realiza exposiciones relacionadas con la historia pero, dadas la peculiaridad de la obra de Gómez García, con un énfasis muy marcado en la forma urbana de Valencia, "se justifica sobradamente la muestra", aseguraron. El artista demuestra en su trabajo ser conocedor de los avances de la investigación arqueológica y de la cartografía histórica de la ciudad (Antonio Mancelli, Tomàs Vicent Tosca, Antohonie Van Den Winjgaerde).

La muestra se abre con una mirada realista, en un lenguaje convencional, hacia algunos rincones de la ciudad, como en Cases del Cabanyal. Un segundo grupo de lienzos revelan perspectivas panorámicas de la urbe, tomando como punto de observación la torre del Micalet, y en un tercer momento se hacen patentes las diversas culturas que han configurado nuestra historia --romana, musulmana y gótica--, donde juega con representaciones plásticas, técnicas mixtas y superposiciones.

CALEIDOSCOPIO

Un cuarto grupo, conformado por cinco lienzos, retoma perspectivas de la ciudad, dándole un carácter caleidoscópico, mediante óvalos que iluminan partes centrales y una transición del día y la noche. En un quinto grupo, iniciado en 2003, Vicente Gómez aborda nuevas referencias fotográficas. Así, Valencia se presenta desde un punto de vista en el que norte y sur se perciben como un continuo lineal sin principio ni final.

Finalmente, y a modo de conclusión, la muestra revela una representación toponímica de la ciudad, proyectada de forma tridimensional por cuerdas tensadas desde los marcos, conformada en 24 lienzos.