Actualizado 24/05/2018 19:03 CET

La soprano Patricia Racette estrena con un programa de cabaret un nuevo espacio de veladas musicales en el Teatro Real

Patricia Racette y Joan Matabosch presentan una velada musical
EUROPA PRESS

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Real acogerá los próximos 3 y 4 de junio 'Diva on detour', un espectáculo de cabaret con el que la soprano Patricia Racette estrenará un nuevo espacio de veladas musicales en el Salón de Baile del coliseo madrileño.

Racette es la intérprete principal de la ópera Street Scene, de Kurt Weill, una obra fronteriza entre la ópera y el musical, que volverá al Teatro Real del 26 de mayo al 1 de junio, después de su puesta en escena el pasado mes de febrero.

Según ha explicado Racette este jueves durante la presentación, a pesar de su trayectoria como cantante de ópera, sus inicios se desarrollaron en el cabaret, por lo que la propuesta de este programa es para ella como "volver a casa".

"Quien venga a ver ópera se sentirá decepcionado porque esto es un espectáculo de cabaret", ha señalado la soprano, quien interpretará canciones de autores como Stephen Sondheim, Cole Porter, George Gershwin o Edith Piaf.

Todas las canciones elegidas para estos dos conciertos son "especiales" para ella y son reflejo de "múltiples facetas" de su experiencia. De hecho, este espectáculo sigue "vagamente" la historia de su vida y los relatos entre canción y canción sirven para conectar su relato.

HOMENAJE A SU MADRE

En esta narración de su vida guarda un espacio importante su madre, quien, según ha confesado, odiaba la ópera y le pedía que cantara "más bajo", al tiempo que se fumaba un cigarrillo, mientras que adoraba el cabaret. "Este espectáculo funciona como un homenaje hacia ella", ha dicho.

Preguntada por la forma en la que aborda ambos géneros, Racette ha explicado que aunque recurre a la "misma técnica", se usan "cavidades" diferentes, ya que mientras que en la ópera no se usa micrófono, en el cabaret es algo "intrínseco".

Además, en cuanto a las sensaciones, ha señalado que existen diferencias, porque en el cabaret "toda la historia se recoge en una canción", en la que se resume la expresión, y además el ambiente es "más íntimo", mientras que en la ópera cada cantante es una pieza de la historia.

Durante esta presentación, la soprano ha interpretado uno de los temas que se podrán escuchar en el Salón de Baile y, en este ocasión, y ya que no ha podido contar con el pianista Graig Terry, le ha acompañado al piano su esposa, presente en la rueda de prensa.

En este sentido, y respecto al hecho de sentirse pionera en el Teatro Real en cuanto a la visibilidad de derechos de los homosexuales, la soprano ha quitado importancia al asunto. "En muchas veladas con vino terminamos haciendo lo mismo", ha concluido.

HISTORIA DEL SALÓN DE BAILE

El Salón de Baile, en el que tendrán lugar estas veladas musicales, fue el primer espacio del Teatro Real en terminarse, en el año 1835, e inmediatamente se utilizó para bailes de máscaras, que normalmente empezaban a las 12 de la noche y terminaba a las 9 de la mañana.

Sin embargo, no fue esta su única función, ya que en 1841 el salón se habilitó como sede oficial de las Cortes, en 1851 se convirtió en el teatro del Conservatorio de Música al Real y en 1867 sufrió un incendió que provocó el cierre al completo del coliseo.

Casi un siglo después, en 1966, se dividió su altura en dos y se convirtió en salón de actos, hasta que en 1997 recuperó su condición de Salón de Baile.

Para leer más