Publicado 22/06/2020 16:31:49 +02:00CET

El Teatro Real invierte 340.000 euros para su reapertura, el 1 de julio con una 'Traviata' "sin abrazos"

Presentación de La Traviata, en el Teatro Real, a 22 de junio
Presentación de La Traviata, en el Teatro Real, a 22 de junio - Javier del Real

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Teatro Real de Madrid ha invertido más de 340.000 euros en acondicionar sus instalaciones de cara a su reapertura, que se producirá el próximo 1 de julio con una versión de concierto semiescenificada de 'La Traviata', de Giuseppe Verdi, de la que se ofrecerán 27 funciones hasta el día 29 de ese mes con cuatro repartos y "sin abrazos" debido a la pandamia por la Covid-19, según han señalado los responsables del coliseo madrileño este lunes en rueda de prensa.

Al igual que la presentación de la temporada 2020-2021, en esta ocasión el Teatro Real también ha organizado un formato de rueda de prensa diferente al habitual y, en lugar de la sala habitual, ha elegido el propio teatro para llevar a cabo la rueda de prensa en la que han desgranado los detalles de la reapertura, que contará con un 50 por ciento del aforo, lo que supone un total de 869 localidades disponibles.

El director general del coliseo, Ignacio García-Belenguer, ha destacado que tras cerrar sus puertas el pasado mes de marzo, el Teatro Real regresa con las medidas de seguridad necesarias para "estrenar con normalidad, seguridad y tranquilidad", que incluye, además de la distancia mínima de un metro y medio entre personas, la colocación de alfombras desinfectantes en los accesos; el reparto de 30.000 mascarillas; 138 puntos de gel hidroalcohólico; controles de temperatura; ocho nuevos aseos; un incremento del 70 por ciento de acomodadores; así como la realización de tests a trabajadores, elenco, coro y orquesta.

A pesar de que con la nueva normalidad, la Comunidad de Madrid permite un aforo del 60 por ciento, el Teatro Real lo mantendrá en la mitad hasta el 6 de julio, cuando estudiará si lo amplía al 75 por ciento que establece la normativa a partir de esa fecha, una decisión que, al igual que el resto de medidas adoptadas, se ha realizado con un comité médico formado por cinco profesionales.

En cuanto a las medidas organizativas para acceder al teatro, la apertura de puertas se producirá una hora antes del comienzo de la función, y para ello se cambiarán las puertas giratorias, con el objetivo de que no haya contacto, así como la señalética. Asimismo, el entreacto tendrá una duración de 40 minutos, superior al tiempo habitual, para que el desalojo sea más tranquilo, mientras que el servicio de barras se ha reforzado con 19 nuevos puestos.

García-Belenguer se ha mostrado "optimista" con la capacidad que ofrece el teatro para estas funciones de cara a "afrontar la situación", y ha manifestado estar "convencido" de que el Teatro Real podrá superar estas circunstancias gracias al apoyo de "espectadores, patrocinios y administraciones públicas" .

ESCENARIO "CUADRICULADO" PARA MANTENER LA DISTANCIA

La versión de concierto semiescenificada que propone el Teatro Real, que cuenta con el patrocinio de Telefónica, contará con la dirección musical del italiano Nicola Luisotti, quien dirigirá 21 funciones, y Luis Méndez Chávez será el responsable de dirigir las otras seis restantes; mientras que Leo Castaldi será el encargado del concepto escénico, que aprovechará el "protocolo" de seguridad para convertirlo en "elemento de lenguaje" de esta puesta en escena.

Para mantener la distancia de seguridad, se ha ideado una cuadrícula y cada uno de los espacios servirá como guía para los cantantes solistas, mientras que el coro se mantendrá en la misma posición, aunque sí podría abandonar el escenario. En cualquier caso, los cantantes se moverán libremente manteniendo la distancia, pero Alfredo y Violeta "no se podrán abrazar", tal y como ha señalado Castaldi. En cualquier caso, ha defendido que esta versión mantendrá la emoción. "Los sentimientos que tocan se transmiten a pesar de hablar a diez metros de distancia", ha dicho. De esta manera, Castaldi cree que esta puesta en escena guarda relación con lo ocurrido en la pandemia por coronavirus, que ha impedido abrazar a quien ha estado contagiado por el virus.

En cuanto a la orquesta, el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch ha señalado que la orquesta estará en el foso, y ocupará la medida más amplia de que dispone el teatro en sus tres tamaños posibles, con el fin de mantener las distancias, a lo que se sumarán los paneles acústicos que se usan para aislar la percusión, y también el director musical contará con una pantalla. de seguridad.

En cuanto a los repartos, 'La Traviata' contará con las sopranos Marina Rebeka, Ruth Iniesta, Ekaterina Bakanova, Lana Kos y Lisette Oropesa en el papel de Violeta; mientras que como Alfredo subirán a escena Michael Fabiano; Ivan Magrì, Matthew Peleonzani e Ismael Jordi. A ellos se suman en el papel de Guirgio Germont los barítinos Artur Rucinski, Nicola Alaimo, Luis Cansino y Javier Franco.

ARTISTAS, "GRANDES DAMNIFICADOS"

Matabosch ha destacado que esta 'Traviata' se realizará "por respeto al público y a los artistas" que, en su opinión, han sido "los grandes damnificados" de la situación de pandemia por coronavirus.

"Hoy cancelar no es la única opción", ha enfatizado Matabosch, quien ha resaltado que no se puede esperar a que las cosas "se normalicen por sí solas", y que, aunque "lo prioritario es garantizar la seguridad", considera que "eso no implica que haya que quedarse en casa", sino tener "coraje" y "adaptarse a la situación".

En esta línea, el tenor español Jordi Ismael ha agradecido la "valentía" del Teatro Real y ha afirmado que se siente "privilegiado" por subir a un escenario, cuando muchos de sus compañeros "permanecerán muchos meses en su casa".

Contador

Para leer más