Actualizado 08/02/2007 13:00 CET

El Real Madrid no quiere sorpresas ante el Gran Canaria Grupo Dunas

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Real Madrid, líder de la ACB y uno de los equipos más en forma de Europa, busca mañana (21:00 horas/La2) su clasificación para las semifinales de la Copa del Rey de Málaga ante la cenicienta de la competición el Gran Canaria Grupo Dunas, que quiere dar la campanada doblegando al principal favorito.

El sistema de competición del torneo del K.O. es habitualmente el más propicio a quebrar pronósticos, pero los de Joan Plaza viajan con la suficiente mentalización para saber que no deben relajarse y pensar en las semifinales antes de ganar el primer partido ante un rival que busca la primera victoria copera de su historia.

En el parqué del Martín Carpena se verán las caras el equipo más laureado de la Copa del Rey, con 22 títulos, y otro que afronta su quinta participación en busca de su primer triunfo, ya que siempre sucumbió en su estreno.

Todos los datos están a favor de los madridistas, tanto la historia y el palmarés como el presente, donde marchan sólidos en la ACB y en Europa, brillantes en juego, y con unos números que asustan, pero los de Joan Plaza no quieren que el exceso de euforia o confianza les juegue una mala pasada mañana.

El antecedente de esta campaña también es favorable a los madridistas, que ya ganaron en el duelo de la primera vuelta de la ACB en tierras canarias (68-80), pero a un partido siempre puede pasar cualquier cosa, y eso es algo que ansían evitar los blancos.

Plaza avisó hace unos días de que el último partido ante el Granada le preocupaba por encontrarse 'encajado' entre la eliminatoria europea y la Copa y que confiaba en que sus jugadores dieran la talla y la respuesta no pudo ser mejor: un primer cuarto brillante y un partido resuelto por la vía rápida y con victoria contundente (97-72).

Ahora advertirá a sus jugadores de que no pueden confiarse ante el equipo de su cuñado Salva Maldonado y comenzar a pensar en el hipotético duelo de semifinales ante el Tau o en el título sin ir paso a paso y partido a partido.

Con esa misma sensación viajan nos canarios en el sentido de pensar sólo en el próximo partido, que en su caso será el quinto en la Copa del Rey, aunque sus participaciones han sido en los últimos seis años. Cayó en su debut ante el Caja San Fernando en Vitoria 2000 (71-60), luego por 81-70 contra el Pamesa Valencia en Valencia 2003, contra el Tau Cerámica (77-75) en Zaragoza 2005 y Unicaja (74-64) en Madrid 2006.

Ahora, en Málaga, el conjunto isleño confía en quebrar esa estadística y dar la campanada logrando su primer pase a semifinales. Tras el traspié en el ida de la Copa Uleb, la victoria de la última jornada ante el Winterthur FC Barcelona ha reforzado la moral del equipo que confía en repetir ante el otro grande y, a partir de ahí, disfrutar y comenzar a soñar.

Uno de los factores importantes en esta competición será el posible cansancio acumulado, que en el caso de los madridistas podría pasarle factura por las lesiones. Varda, Hamilton y Mumbrú no estará en Málaga, aunque sí viajará Marko Tomas, que podría incluso jugar, pese a que llega "justo" tras lesionarse en Berlín. Además, Plaza a convocado a los jóvenes Jan Martín y Richard Nguema para ayudar en las rotaciones.