Actualizado 28/01/2007 19:49 CET

Balonmano/Mundial.- Crónica del España-Croacia; 28-29

España pierde su segundo partido del Mundial y el liderato del grupo dos

Una gran remontada de Croacia en la segunda mitad destrozó a los hombres de Pastor

MANNHEIM (ALEMANIA), 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La selección española de balonmano cayó ante Croacia (28-29) en el último partido de la segunda fase del Mundial de Alemania, perdiendo además el liderato del grupo 2, en un partido con dos tiempos claramente distintos, y en el que los hombres de Pastor asistieron a una gran remontada del conjunto croata en la segunda mitad, tras ir perdiendo al descanso 16-11.

Los actuales campeones del mundo tendrán que esperar ahora a los resultados que se den en el resto de encuentros para determinar quién será su rival y la sede del partido. Una victoria de Dinamarca ante la República Checa haría que España, muy probablemente, tuviera que verse las caras el próximo martes, en Colonia, ante la selección anfitriona, Alemania.

En un encuentro con cierto aroma descafeinado, ninguno de los dos equipos se jugaba nada tras sellar su pase a cuartos, el combinado nacional se mostró mucho más enchufado que Croacia desde el primer minuto, desplegando algunos de sus mejores momentos en este Mundial.

Ni el descanso dado por Pastor a dos de sus piezas clave, Rolando Uríos y Alberto Entrerríos, minó la moral y el juego español, muy efectivo en todas las facetas del juego.

La intensidad defensiva española mejoró notablemente respecto a otros encuentros, y el 6-0 funcionó a la perfección, mención especial para Juancho Pérez, sensacional, con tres blocajes defensivos en siete minutos. El miedo al contacto no existía y Croacia no sabía cómo perforar la portería de Joseja Hombrados.

En una selección que baila al son que marca Ivano Balic, la actuación del jugador del Portland San Antonio, junto con las colgadas de los extremos, era lo único que mantenía a su equipo dentro del partido.

ESPAÑA EN TODO SU ESPLENDOR.

España por su parte, disfrutaba de su juego, desplegando multitud de variantes, todas ellas con éxito, desde los lanzamientos de Iker Romero, que se gustó tanto desde el tiro exterior como en el pase a los pivotes, hasta la actuación de Juanín García muy enchufado, y convirtiendo además los lanzamientos de siete metros.

Ante el exitoso juego, Pastor decidió introducir cambios, y del 6-0 se pasó al 4-2. España volvió a pasar el examen sin ningún problema, demostrando que por algo es la actual campeona del mundo.

A falta de un minuto para el final del primer periodo, los españoles alcanzaban su máxima ventaja, cinco goles. Sus credenciales a alcanzar el liderato del grupo dos, habían quedado demostradas, ahora sólo faltaba confirmarlas tras el descanso.

REMONTADA CROATA Y TRIUNFO FINAL.

Sin embargo, lo que parecía imposible no lo fue. En la segunda parte los de Pastor parecieron olvidarse de todo lo hecho con anterioridad y no fueron ni la sombra de un equipo en el que la velocidad en la circulación de balón dejó de existir y la defensa no podía en ningún momento con los pivotes croatas.

Al gran Balic, comenzaron a unirse Mirza Dzomba e Igor Vori, en especial éste último que alcanzó la cifra de siete goles, con una gran movilidad en toda la línea de ataque y entrando desde ambos lados del extremo.

Con menos de diez minutos para el pitido final, Croacia se ponía por delante en el marcador por primera vez en todo el partido y a España le entraron los nervios.

Joseja no conseguía parar, y los ataques se estrellaban una y otra vez con el muro defensivo croata. Demetrio Lozano lo intentaba de todas las maneras, pero sus lanzamientos desde ocho metros eran nulos, certificando una mala tarde del madrileño.

Por contra la moral croata estaba por las nubes, y el blocaje defensivo a un tiro de Rubén Garabaya, junto con el gol de Vori a falta de un minuto, sirvieron para certificar la victoria de un equipo resucitado tras el descanso, y que obtuvo un premio ciertamente excesivo, a los méritos realizados.

España deberá ahora mirar los resultados tanto del grupo uno como del dos. Además tendrá que tener en cuenta que la posible victoria de Dinamarca ante la República Checa, haría que, muy probablemente, los actuales campeones del Mundo, tuvieran que verse las caras el próximo martes en Colonia ante la selección anfitriona, Alemania.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: ESPAÑA, 28 - CROACIA, 29 (16-11, al descanso).

--EQUIPOS.

ESPAÑA: Joseja Hombrados; Raúl Entrerríos (2), Iker Romero (6, 1p), Mateo Garralda, Juanín García (6, 2p), Roberto García (6), Rubén Garabaya (2) -equipo inicial- Juancho Pérez, Víctor Tomás (4p), Demetrio Lozano (2).

CROACIA: Mirko Alilovic; Mirza Dzomba (6, 1p), Petar Metlicic (3), Tonci Valcic, Ivano Balic (5), Igor Vori (7), Renato Sulic -equipo inicial- Domagoj Duvnjak (1), Blazenko Lackovic (2), Ljubo Vukic (2), Drago Vukovic (3).

--PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-2, 5-4, 9-6, 11-9, 14-11, 16-11 --al descanso-- 17-13, 18-16, 20-19, 23-23, 26-26, 28-29.

--ARBITROS: Lemme (ALE) y Ullrich (ALE). Excluyeron a Mateo Garralda por España y Mirza Dzomba, Renato Sulic y Ljubo Vukic por Croacia.

--PABELLÓN: SAP Arena, 12.500 espectadores.