Actualizado 16/01/2007 23:01 CET

Ciclismo.- La Federación rectifica y piensa en Hermida para el Mundial de Ciclocross si supera un control antidopaje

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Real Federación Española de Ciclismo (RFEC) comunicó esta tarde su decisión de permitir a José Antonio Hermida, subcampeón olímpico de 'mountain bike', que se había quedado fuera de la lista de 13 corredores facilitada por el seleccionar nacional para el próximo Mundial de Ciclocross, presentarse a un control antidopaje y en caso de estar apto ponerse a disposición del seleccionador para la citada competición.

Hermida, flamante campeón de España de ciclocross, no figuraba en esa lista del Mundial, que se disputará los días 27 y 28 de enero en la localidad belga de Hooglede-Gits, porque había que pasar unos controles que él no había pasado, según explicó a Europa Press el secretario general de la RFEC, Eugenio Bermúdez.

Ahora, la RFEC, en un comunicado remitido a Europa Press, dice "atender a los intereses deportivos manifestados por la dirección técnica de la misma y a los resultados del pasado campeonato de España, para permitir a Hermida superar los controles de dopaje previos a cualquier competición oficial "y, en caso de ser apto, estar a disposición del seleccionador, quien dará la lista definitiva en los próximos días".

Junto a Hermida aparecen igualmente en la lista David Lozano, campeón nacional de ciclocross sub'23 en Alcobendas y cuya ausencia había sido igualmente justificada por no superar los pertinentes controles, Hugo Rus, de la Federación de Madrid, y Javier Ruiz, de la Vasca.

La causa de la no convocatoria de Hermida, quien ha cambiado la bicicleta de montaña por la más ligera de ciclocross durante el parón invernal, y de Lozano, es que ninguno de ellos disputó la Copa del Mundo de Igorre, el pasado 3 de diciembre, donde se le practicó uno análisis de sangre a los corredores que podían entrar en la lista mundialista.

El 'biker' de Puigcerdá denuncia que está siendo, según publica hoy 'La Vanguardia', "vetado" por la Federación Española de Ciclismo (RFEC) por su presunta implicación con la Operación Puerto, y que le impidió correr el Mundial de Nueva Zelanda, en agosto de 2006, de bicicleta de montaña pese a estar ya en las antípodas.

"El seleccionador me lo ha comunicado de forma extraoficial. Me puso en la preselección, pero le han dicho que me borre porque no estuve en la Copa del Mundo de Igorre, donde por lo visto se hicieron unos análisis de sangre a los posibles mundialistas. Supongo que pensaban que no ganaría y así podrían decir que no tengo nivel. Pero gané y tienen un problema", dice Hermida al diario.

Hermida no ha ido a declarar ni ha recibido una notificación por su presunta relación con la 'Operación Puerto' practicada por la Guardia Civil sobre el dopaje en el deporte español. De hecho, ha presentado una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos y una demanda, por daños y perjuicios valorados en 89.000 euros, contra el secretario general de la RFEC, Eugenio Bermúdez, y el presidente, Fulgencio Sánchez.