Ewan se lleva su primera 'volata' y Conti conserva la 'maglia rosa'

Actualizado 18/05/2019 17:49:12 CET
GIRO D'ITALIA

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

   El ciclista australiano Caleb Ewan (Lotto-Soudal) se ha adjudicado este sábado al esprint la octava etapa del Giro de Italia, disputada entre Tortoreto Lido y Pesaro sobre 239 kilómetros, en una jornada en la que el italiano Valerio Conti (UAE-Team Emirates) conserva la 'maglia rosa' como líder de la general.

   En un día lluvioso y salpicado de 'muros' en la etapa más larga de la edición, que vivió sus primeros 140 kilómetros planos a lo largo de la costa del Adriántico, los italianos Marco Frapporti (Androni Giocattoli) y Damiano Cima (Nippo-Vini Fantini) protagonizaron la gran escapada de la jornada, neutralizada a algo más de 30 kilómetros de meta.

   Poco después, el belga Louis Vervaeke (Sunweb), el francés François Bidard (AG2R-La Mondiale) y el italiano Giulio Ciccone (Trek-Segafredo) trataron de fugarse, pero también fueron engullidos por el pelotón a falta de 6,8 kilómetros, aunque antes ofrecieron batalla, llegando a disponer de más de 40 segundos de renta.

   Ya por las calles de Pesaro, la 'volata' se fue fraguando, aunque con el grupo bastante estirado. Ya en la recta de meta, Ewan emergió entre la terna de aspirantes para llevarse su primera victoria de etapa en el Giro -segunda en su palmarés tras la conseguida en 2017-.

   El podio de la etapa lo completaron el italiano Elia Viviani (Deceuninck-Quick-Step) -que ganó en la tercera etapa pero fue descalificado por esprint irregular- y el alemán Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe), ganador de la segunda etapa de la presente edición de la ronda italiana.

   En la general, sin cambios, el italiano Valerio Conti (UAE-Team Emirates) ha logrado conservar el liderato (35:13:06), manteniendo el 1:32 de ventaja que posee sobre el español José Joaquín Rojas (Movistar), con el también transalpino Giovanni Carboni (Bardiani) a 1:41.

   Este domingo, previo a la primera jornada de descanso, se disputará la novena etapa, una crono individual de 34,8 kilómetros entre Riccione y con final en alto en San Marino, con los últimos 2,5 kilómetros cuesta arriba con una pendiente del 6%.

Para leer más