Detenido por corrupción presidente de Federación Boliviana de Fútbol

Publicado 18/07/2015 10:28:20CET
Detención del presidente de Federación Boliviana de Fútbol
FACEBOOK FISCALÍA BOLIVIA

   BUENOS AIRES, 18 Jul. (Notimérica) -

   La Justicia boliviana detuvo el viernes al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, y al secretario ejecutivo de la entidad, Alberto Lozada, por presunta corrupción, según dijo la Fiscalía General del Estado.

   Ambos dirigentes fueron citados a prestar sus declaraciones ante la Comisión de Fiscales que indaga la presunta corrupción en el manejo de recursos en la FBF.

   El Fiscal General del Estado, Ramiro José Guerrero Peñaranda, explicó que se tomó la decisión de detener a Carlos Chávez y Alberto Lozada "por existir los suficientes indicios y elementos de convicción y riesgos procesales que seguramente serán planteados por la comisión en la instancia que corresponda", expresó.

   Guerrero manifestó que en las próximas horas el Ministerio Público presentará la imputación correspondiente ante la autoridad jurisdiccional, en el marco de lo que establece la normativa legal.

   ORGANIZACIÓN CRIMINAL.

   Los tipos penales que se investigan son organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios y estafa con la agravante de víctimas múltiples.

   "Es un trabajo que ha desarrollado la comisión de Fiscales y que va a continuar desarrollando, para llegar a la verdad histórica y material de los hechos", destacó el funcionario.

   La máxima autoridad del Ministerio Público sostuvo que en el marco del proceso investigativo que comenzó el 1 de junio de este año, ya prestaron declaración cerca de 40 personas entre dirigentes y exdirigentes.

   "Se ha tomado más de 40 declaraciones a diferentes ejecutivos y presidentes de clubes y otras instancias deportivas, se ha recabado gran cantidad de información, pese a que la Federación Boliviana de Fútbol no hizo llegar toda la documentación requerida por la comisión de Fiscales, pero a partir de otros requerimientos a la ASFI, entidades bancarias y otras instancias es que se ha tomado esta determinación", agregó.

   Asimismo, aclaró que la aprehensión de estos dirigentes no significa "de ninguna manera" una intervención a la Federación Boliviana de Fútbol.

   LA FBF DENUNCIÓ LINCHAMIENTO DE CHAVEZ EN MAYO.

   El pasado 29 de mayo, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) publicaba un comunicado a raíz de las detenciones de directivos de la FIFA en Zurich, Suiza, horas previas a la realización del Congreso de dicha institución, en la que repudiaba "los actos de corrupción en los que habrían incurrido personeros de alto rango del fútbol mundial".

   Sin embargo, en el mismo comunicado, la FBF denunciaba que su presidente, Carlos Chávez Landívar, ahora detenido, había sido entonces "víctima de un abusivo y violento acoso" a través de redes las sociales en las que "se lo insulta, calumnia, injuria y difama, cuando no pesa sobre él acusación alguna, y no aparece siquiera mencionado en el informe de la Fiscal estadounidense Loretta Lynch que, en 164 páginas, detalla un conjunto de indicios y datos que habrían dado lugar a detenciones y persecuciones judiciales de personeros del fútbol norteamericano, centroamericano y sudamericano.

   La FBF calificaba entonces como "linchamiento mediático" todo lo que se afirmaba sobre su presidente, del que adelantaba que cuando regresara a Bolivia tras el congreso de la FIFA, demostraría que "todos los dineros ingresados por distintos conceptos a las cuentas de nuestra institución, tienen el respaldo contable correspondiente y que son enteramente destinados a las tareas de gestión que forman parte de sus obligaciones deportivas nacionales e internacionales".

    Además la FBF comunicaba que se reservaba el derecho de iniciar acciones legales contra quienes, "sin contar con el más mínimo respaldo probatorio", se han "lanzado a la obsesiva aventura de atentar contra los derechos ciudadanos de su presidente, profiriendo temerarias acusaciones".