Publicado 06/03/2021 14:25CET

El 'Espai Barça', gran proyecto patrimonial y quebradero de cabeza

El Camp Nou, estadio del FC Barcelona, en noche de partido
El Camp Nou, estadio del FC Barcelona, en noche de partido - FCB

BARCELONA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La faraónica obra del 'Espai Barça', que incluye el nuevo Camp Nou y el nuevo Palau Blaugrana, sigue estando en la palestra pese a que el proyecto inicial aprobado en referéndum por los socios en 2014 debía inaugurar el nuevo estadio este año, así que sigue siendo un quebradero de cabeza pero, a la par, el gran proyecto patrimonial para el futuro del club.

El proyecto de remodelación del nuevo Camp Nou, Palau Blaugrana y aledaños es uno de los aspectos clave para el presente y futuro del club. El 'Espai Barça' conllevará una gran inversión, de 815 millones según la última actualización hecha por la anterior Junta Directiva. Y, en un momento en que se deben recortar costes y gastos, también en plantilla deportiva, se antoja complicado.

Además, hay 90 millones de euros adelantados por parte del fondo de inversión Goldman Sachs que ya se han usado. Ese acuerdo de financiación, que se va a los 1.250 millones de euros a devolver en 30 años como máximo, debe ser firmado por el nuevo presidente, por lo que habrá que negociar sí o sí. De primeras, los tres candidatos serían favorables a firmarlo.

Toni Freixa, que vivió los cimientos del 'Espai Barça' original como miembro de la Junta Directiva del expresidente Sandro Rosell, hasta 2015, quiere aprovechar todo ese trabajo hecho, con los trámites administrativos superados y acordados con el Ayuntamiento de Barcelona, y quiere dar forma "sin complejos" al proyecto.

Víctor Font, por su parte, quisiera mejorar ese acuerdo con Goldman Sachs y hacer un 'Espai Barça' "viable y sostenible", tras un nuevo referéndum previsto para finales de 2021, que llevaría a tener un nuevo Palau Blaugrana para el primer trimestre del 2024 y el nuevo Camp Nou, totalmente reformado, a finales de 2025.

En cuanto a Joan Laporta, se intuyó que tenía dos planes. El inicial, reformar el Camp Nou siguiendo un proyecto "sostenible" y uniendo espacios de Camp Nou y Palau Blaugrana (que sería mayor que el planificado), en un reformulado 'Espai Barça'. Otro, la propuesta de acelerar la construcción, dejándola en dos años, pero jugando en otro estadio, presumiblemente Montjuïc. El expresidente, eso sí, expresa su predilección de no dejar el feudo blaugrana, y todo sería decidido en referéndum.

En resumen, aquel 'Espai Barça' aprobado en referéndum en 2014 que contaba con 600 millones de euros, ya no tiene esas condiciones. El precio, de unos 815 millones de euros, deberá ser financiado con el acuerdo con Goldman Sachs dejado por Bartomeu o uno similar y mejorado. Los 'tempos' son varios, pero apuntan a varios años de obras. Y luego está la batalla por los derechos de 'naming' o 'title', en la que no se ha entrado demasiado en esta campaña.

Para leer más