Publicado 04/03/2021 11:43CET

La fe del 'rey de Copas'

Griezmann celebra con Jordi Alba su gol en el Granada - FC Barcelona de cuartos de final de la Copa del Rey 2020-2021
Griezmann celebra con Jordi Alba su gol en el Granada - FC Barcelona de cuartos de final de la Copa del Rey 2020-2021 - Indira/DAX via ZUMA Wire/dpa

   MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El FC Barcelona es el gran 'rey' de la Copa del Rey. 30 títulos en 41 finales así lo demuestran, y esa aura ganadora, parece que le ha acompañado en la edición de esta temporada en el torneo para volver a disputar el título. Tres prórrogas, remontadas con el árbitro ya con silbato en la boca para pitar el final y consumar su eliminación, penaltis claves detenidos... Cuatro rondas y cinco partidos que ha vivido siempre al filo, pero con final feliz para los de Ronald Koeman.

   1. Un Segunda B, prórroga y dos penaltis fallados para empezar. El Barça empezaba la Copa días después de haber perdido la Supercopa de España ante el Athletic y ante el UE Cornellá de Segunda B, verdugo del Atlético y en un campo de hierba artificial. El partido podría haber sido plácido para los blaugranas, pero Ramón, portero local, lo alargó hasta la prórroga tras detener dos penaltis, uno a Pjanic y otro a Dembélé. El francés se redimió con un gran gol al inicio del tiempo extra y Braithawaite sentenció a un rival con diez.

   2. Messi y De Jong remontan al Rayo. En octavos de final, el Barça quedó emparejado con el Rayo Vallecano de LaLiga SmartBank y Ronald Koeman apostó por poner un once potente, con Messi, Griezmann o De Jong. Sin embargo, los franjirrojos lo pusieron difícil con el gol de Fran García en el minuto 63, pero el '10' empató pronto y los locales no pudieron alcanzar la prórroga por culpa de un gol de De Jong en el 80.

   3. Primera vez al borde del abismo. El 30 veces campeón se midió con el Granada en los cuartos de final y estuvo muy cerca de caer eliminado. De hecho, los goles de Kennedy y Soldado pusieron a los de Diego Martínez con una gran ventaja, que mantuvieron hasta el 88. Griezmann, con la fortuna que se les había resistido algo hasta entonces, hizo entonces el 2-1 y en el 92, Jordi Alba empató. Con el conjunto nazarí ya con las fuerzas justas, en la prórroga, el Barça sacó el billete con otros tres goles, aunque los locales aún fueron capaces de empatar a tres.

   4. Ter Stegen y Piqué al rescate. Las semifinales trajeron el estelar duelo ante el Sevilla, ya en un cruce a doble partido y con la vuelta en el Camp Nou. El conjunto catalán no estuvo a un gran nivel en el Ramón Sánchez-Pizjuán y se trajo un peligroso 2-0 (Koundé y Rakitic) para la vuelta en casa de casi un mes después. Dembélé marcó pronto, pero los de Lopetegui aguantaron y tuvieron una gran oportunidad de sentenciar, pero Ter Stegen le detuvo un penalti a Ocampos. El Barça se volcó y cuando parecía que no lograría otra prórroga, Piqué cabeceó a la red un centro de Griezmann en el 94. En el tiempo suplementario, ya ante 10, sentenció Braithwaite.