Actualizado 30/05/2008 13:45 CET

La FIFA endurece las leyes sobre la nacionalidad y prohíbe la compra de licencias

SIDNEY, 30 May. (EP/Reuters) -

La FIFA introducirá medidas más restrictivas para complicar a los jugadores que cambien de nacionalidad y que los países abusen del sistema actual y, además, defenderá una propuesta para enmendar sus propios estatutos sobre las reglas que permiten a los jugadores representar a una selección diferente a su país de nacimiento.

Bajo la vigente normativa, los jugadores que nunca han sido seleccionados pueden solicitar un cambio de nacionalidad tras dos años viviendo en un país, o teniendo un padre o abuelo de dicha nacionalidad.

Sin embargo, la FIFA aprobó hoy que se extienda la espera hasta los cinco años, como una de las medidas para reducir el número de jugadores extranjeros.

Por otra parte, también piensa corregir sus leyes de promoción y relegación, prohibiendo que haya equipos que compren licencias de categorías superiores para asegurarse el ascenso. La intención es que no vuelva a repetirse un caso como el Granada 74, que ascendió a Segunda tras comprar la plaza del Ciudad de Murcia.