Fútbol.- La junta de Laporta prevé alcanzar 400 millones de ingresos y liquidar la deuda bancaria si concluye su mandato

Actualizado 18/06/2008 19:29:10 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La junta directiva del FC Barcelona prevé alcanzar 400 millones de ingresos y liquidar la deuda bancaria, actualmente de 13 millones de euros, si concluye su mandato en 2010, fecha para la que también espera tener "todas las licencias" para iniciar las obras de la remodelación del Camp Nou diseñada por el arquitecto inglés Norman Foster.

La junta de Joan Laporta dio un nuevo paso hoy en la defensa de su gestión y de su capacidad para seguir gobernando el club a la vez que convocó oficialmente para el domingo 6 de julio en el Camp Nou la votación de la moción de censura presentada por un grupo de socios contra la junta y que decidirá la continuidad o no de la actual directiva.

El nuevo proyecto deportivo encabezado por Pep Guardiola, las previsiones económicas, el proyecto del nuevo Camp Nou y el nuevo Palau Blaugrana, una reforma de los estatutos del club y la continuidad a los acuerdos de carácter solidario con Unicef, Acnur y Unesco, fueron algunos argumentos presentados hoy por el vicepresidente económico, Ferran Soriano.

Soriano presentó los planes de futuro de la directiva para los dos últimos años previstos para concluir su mandato y afirmó que el Barça estará cerca de obtener 400 millones de ingresos económicos la próxima campaña y que alcanzará esa cifra en 2010 para convertirse "en el club deportivo del mundo con más ingresos".

"EL CLUB DEPORTIVO CON MÁS INGRESOS DEL MUNDO".

"Seremos el club deportivo con más ingresos del mundo, no sólo de España ni de Europa, sino de todo el mundo e incluyendo a los equipos de Estados Unidos de fútbol americano y baloncesto", afirmó el vicepresidente económico del Barcelona, que defendió que el Barça es un club "autofinanciado" y que prevé obtener beneficios las dos próximas campañas.

Igualmente, la directiva prevé concluir el mandato con una deuda bancaria "cero". Ahora es de 13 millones, mientras que la deuda global era de 215 millones a mitad de curso y la previsión era reducirla a 190 millones a finales de temporada, aunque Soriano no dio hoy una cifra por estar pendiente de la compra y venta de jugadores antes del 30 de junio.

Soriano también destacó el crecimiento del patrimonio inmobiliario del Barça y afirmó que en el periodo 2003-2010 el club tendrá "más patrimonio, más metros cuadrados y más valor, entre los que se han vendido, los que se han comprado y los que se han transformado". Otro de sus proyectos es la remodelación del Camp Nou.

El Barcelona presentó el proyecto en septiembre de 2007 y pretende financiar las obras con los beneficios de una recalificación y posterior venta de los terrenos del Miniestadi. Soriano reiteró la idea de que "no cueste nada al club" y afirmó que las obras no habrán comenzado en 2010, pero que estará "proyectada y con todos los permisos".

Respecto a este proyecto, que partía con un presupuesto inicial de unos 250 millones de euros, el dirigente barcelonista reconoció que se podría "frenar" si la directiva que gobierne el club en 2010 así lo cree oportuno. "Si a quien le toque entonces decide no ejecutar la obra, pues no se hará y ya está", comentó.

El Barça también tiene previsto construir una nueva residencia de jóvenes jugadores en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí, lo que permitirá dar un nuevo uso a la Masia. Además, quiere reformar los estatutos del club para adaptarse a la nueva Llei de l'Esport y para evitar "confusiones" sobre algunos artículos que ofrecen diferentes interpretaciones.

NUEVO DIRECTOR ADMINISTRATIVO DEL ÁREA DE FÚTBOL.

La directiva, por otra parte, aprobó ayer la creación de un nuevo cargo de director del área de fútbol, que será ocupado por Raúl Sanllehí, hasta ahora representante del club en las reuniones de organismos internacionales y que asumirá la "coordinación de la gestión y la administración" sin interferir en la labor del secretario técnico, Txiki Begiristain.

Sanllehí no participará en la toma de decisiones técnicas y deportivas, que competen a Begiristain, y dependerá de la comisión delegada del club, como también la directora general del club, Anna Xicoy, el director de las secciones profesionales, Francesc Solanellas, y el director de comunicación, Jordi Badia.

En un peldaño inferior, el Barcelona también acordó ayer el nombramiento de un nuevo director financiero, Salvador Rovira, en sustitución de Francisco López, que ha decidido abandonar el club para emprender un nuevo proyecto profesional en Oriente Medio. Rovira dependerá de la directora general, Anna Xicoy.