Actualizado 05/02/2007 15:09 CET

Fútbol.- Del Nido admite su preocupación por la mala racha del Sevilla, pero ve "la botella medio llena"

SEVILLA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Sevilla, José María del Nido, admitió hoy su preocupación por la mala racha en la que está sumido el cuadro nervionense, aunque, pese a ello, destacó su optimismo ya que ve "la botella medio llena", dada la buena situación en la tabla del equipo.

El dirigente, que hoy asistió a la presentación del central Fazio, no oculta que vive esta situación "con la preocupación lógica" de saber que el Sevilla no está "al mismo nivel de hace un mes", cuando dominaba con facilidad a sus rivales.

"El equipo no tiene la fluidez ni la claridad de ideas, y la prestancia que tenía hace unas semanas, pero sigo viendo la botella medio llena, porque tenemos siete puntos más que el año pasado a estas alturas y estamos segundos, y no quintos como el año pasado. Sabemos que este pequeño bajón nos ha cogido en todo lo alto del campeonato, y eso es bueno", opinó.

De hecho, el presidente sevillista afronta con ese mismo optimismo la visita liguera a un Betis que está repuntando en juego y resultados.

"Firmo los próximos años que esté de presidente llegar al derbi en el puesto segundo de la Liga. Es evidente que no llegamos al mejor momento el derbi pero, en los derbis, no hay nunca un claro favorito y lo hemos visto en el último disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán. No me preocupa más de lo que me preocupa ya de por sí el derbi en cuestión; será un partido abierto y que nadie dude de que el Sevilla irá allí a ganar, como fue al campo del Levante, al del Barcelona o al Manzanares", indicó.

No menos claro fue Del Nido cuando se le cuestionó si le da más importancia al derbi de Liga o al de Copa que se disputará el 28 de febrero. "Para mí son importantes todos los partidos, pero el más importante es el inmediato", aseguró.

Y es que Del Nido sigue en su idea de que el Sevilla debe pelear por entrar en 'Champions' este año. "Ya dije, al comienzo del campeonato, que el primer objetivo de la entidad es la Liga de Campeones, a costa de la Copa del Rey y de la Copa de la UEFA. Nos dan igual esas dos competiciones. Primero, la Liga de Campeones. Sólo, obsesión, Liga de Campeones", remarcó.

Pero más contundente se mostró aún ante la pregunta de si no cambiaría esa disputa de la máxima competición continental por llevar un título a las vitrinas del club.

"Es más importante disputar la Liga de Campeones, porque es un escalón más en el nivel competitivo del Sevilla. No vamos a jugar esporádicamente la Liga de Campeones cuando la disputemos, y nos va a permitir hacer una inversión importante el año que viene", explicó, al tiempo que contraponía esa afirmación con la escasa cantidad, comparativamente, que supone ganar la Copa del Rey.

En resumen, Del Nido sabe que el Sevilla está perdiendo fuelle, pero también se congratula porque el resto de aspirantes a la zona alta de la tabla, menos el Valencia, tampoco aprovechan sus ocasiones en las últimas jornadas, como hizo ayer el Barcelona con su empate en Pamplona.

"Quien está también perdiendo oportunidades es el Sevilla, porque hemos tenido oportunidades en las últimas jornadas de sacar una diferencia que, como no estamos bien, no la hemos sacado", agregó.

'CASO CHEVANTÓN'.

Por otro lado, el director deportivo del club, Monchi, que también asistió a la presentación de Fazio, terció en la polémica creada el pasado viernes por el delantero Chevantón quien, a pesar de las pocas oportunidades que le da Juande, recordó que él estaba en el Sevilla por la confianza que le habían mostrado Del Nido y el propio Monchi.

"Esto no es un pulso. El responsable máximo de la primera plantilla es el entrenador y la idea del presidente y la mía es intentar apoyar a todos los jugadores y, sobre todo, a los que tienen menos minutos, no sólo a Chevantón, sino que lo hacemos con todos. El responsable máximo es el entrenador, que es quien tiene que disponer quien juega y quien no", insistió Monchi.

El mismo Del Nido prefirió restar trascendencia al reto planteado por el fichaje más caro de la actual campaña. "Afortunadamente tenemos un plantel con 20 titulares, que así se consideran ellos, y cuando uno no juega se enfada", concluyó.