Actualizado 08/01/2007 18:17 CET

Fútbol.- Robert pide disculpas por su indisciplina y se muestra dispuesto a jugar cuanto antes con el Betis

SEVILLA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delantero del Betis Robert da Pinho pidió hoy perdón por la indisciplina que ha cometido al regresar con más de una semana de retraso tras las vacaciones de Navidad.

"He hablado con el presidente, con el entrenador y con los compañeros, les he explicado lo que me pasó, les he pedido disculpas y no están enfadados conmigo", aseguró el carioca, que tenía una oferta del Tigres mexicano con una cuantía económica superior a lo que gana en el Betis, donde milita como cedido por parte de su club de origen, el PSV holandés.

De hecho, el Betis ya ha adelantado un millón de euros a los holandeses para hacerse, al final de temporada, con los derechos de Robert en propiedad. Sea como sea, el punta insistió en "pedir perdón", aunque achaca su gran retraso en esa vuelta al trabajo a los "problemas" que ha tenido "con el vuelo" que debía traerle a Sevilla de sus vacaciones.

También, desveló, ha tenido otro problemas "familiares" que, aseguró, tan sólo él podía solucionar, y que también le habrían obligado a permanecer lejos de Heliópolis más tiempo del debido.

Así las cosas, y aunque dice que todavía no le han comentado "nada de multas", Robert acepta de antemano la más que posible sanción económica que le impondrá el club. "Puede pasar y lo tendré que acatar de la mejor manera. Si la hay, pago la multa y punto, porque fue un error mío", reconoció el jugador, que también aludió a la reacción que ha tenido el máximo accionista del club, Manuel Ruiz de Lopera: "No estaba enfadado, sino preocupado por la situación, porque yo no llegaba, pero ya le he contado lo que pasó y ya estoy perdonado por el retraso".

Por eso, Robert piensa ya en esa opción de compra que el club piensa ejecutar en junio para adquirirle en propiedad. "Si el Betis me compra es porque yo estoy bien, y ese es mi objetivo. He hablado con Lopera, está muy contento conmigo y me dijo que dependería de mí, de jugar bien y hacer goles. Ahora tengo los cinco sentidos en el Betis y para eso voy a trabajar a diario", espetó.

También aludió el atacante a esa oferta que tenía del Tigres, aunque precisó que le han presentado, igualmente, otros ofrecimientos de diversos equipos. "Pero yo tengo contrato aquí hasta el 30 de junio y lo dejé en manos de mi agente, porque además sabía que el presidente no quería que me marchara. No estoy preocupado por eso, sino por el Betis", sentenció.

ELOGIOS A LUIS FERNÁNDEZ.

Mientras tanto, Robert elogió al nuevo entrenador bético, Luis Fernández, que ayer se estrenó con victoria (1-0) ante el Celta. "Su mentalidad es muy buena y han cambiado muchas cosas, sobre todo las ganas y la responsabilidad de todos los jugadores".

No en vano, el carioca admite la necesidad de cambios que tenía el Betis. "Había que cambiar algo, porque había compañeros que no jugaban y estaban descontentos. Ahora todos tienen muchas ganas e ilusión por esta nueva forma de trabajo La verdad es que sentí cierta envidia a ver a mis compañeros derrotar al Celta", confesó.

Por último, Robert aludió a los problemas físicos que aún padece y que, en caso de agravarse, le obligarían a un prolongado periodo de inactividad. "Tengo una lesión muy grave en el hombro, y lo sabe todo el mundo. Si vuelve a pasar lo mismo tendría que operarme y estar unos tres meses de baja, pero intentaré aguantar hasta final de temporada", concluyó.