Garitano (Eibar): "El Rayo es un espejo en el que mirarnos"

Publicado 01/04/2015 21:40:37CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El entrenador de la SD Eibar, Gaizka Garitano, se deshizo en elogios con su rival de este viernes (20.45 horas), el Rayo Vallecano, y aseguró que los madrileños son "un espejo" en el que mirarse por su humildad y austeridad, características que no son incompatibles con la Primera División del fútbol español.

"Nos enfrentamos a un equipo que es un espejo en el que mirarnos nosotros. Está en un buen momento y va a ser complicado. Es un equipo con mucha personalidad, con un torrente ofensivo difícil de sujetar. También defiende bien y acaba muchos partidos con la portería a cero", explicó Garitano en rueda de prensa.

"El Rayo suele tener 10 o 15 minutos locos en los que no se les puede parar. Es un equipo que hace muy buen juego en ataque y te hace daño todo el equipo. Hay que tener mucho cuidado con eso", recalcó el técnico del cuadro eibarrés.

Además, Garitano puso el acento en lo que resta para acabar la temporada, conscientes de que deben apretar para no pasar apuros. "Quedan diez partidos y una victoria te da mucho. Entramos en los diez últimos partidos y cada victoria nos da aire y cada derrota nos acerca a los puestos de abajo. El punto de Granada nos ha liberado un poco y espero que eso se vea el viernes", destacó Garitano.

El entrenador del Eibar pidió a sus jugadores que saquen "el brillo ofensivo, un chispazo" (...) "eso que no está apareciendo últimamente para poder sumar la victoria". "Necesitamos una victoria", subrayó el preparador de los azulgranas.

Según destacó Garitano, El Eibar hizo ayer "uno de los mejores entrenamientos de la temporada". "Físicamente los jugadores están un punto más que hace unas semanas, están muy bien de ánimo. Veo al equipo mentalizado y eso hay que demostrarlo el viernes", añadió.

Por otro lado, el técnico dijo que permanecerá con dudas hasta última hora sobre la posible participación de Raúl Navas y Manu del Moral, que apuran su puesta a punto una vez superadas sus respectivas lesiones musculares.