Actualizado 25/02/2015 20:35 CET

Grecia suspende el fútbol "para acabar con la violencia"

ATENAS, 25 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno griego suspendió indefinidamente este miércoles todos los partidos del fútbol profesional del país, en un intento por acabar con la violencia, confirmó la Superliga local.

La suspensión llega tras una invasión de campo en el derbi de Atenas entre el Olympiacos y el Panathinaikos jugado el fin de semana y una reunión de la Comisión Directiva de la Superliga el martes que terminó en un fuerte altercado entre el presidente del Olympiacos, Evangelios Marinakis, y el del Panathinaikos, Giannis Alafouzos, el cual señaló tras el partido que el vicepresidente de su club sufrió un corte en un labio producto de un puñetazo propinado por uno de los guardaespaldas de su homólogo.

El recientemente elegido gobierno griego, liderado por Alexis Tsipras, ha tomado la decisión de suspender la actividad en un intento de acabar con el problema de la violencia en el deporte.

"Nos han informado que la Superliga y la Liga de Fútbol (la segunda división) han sido suspendidas indefinidamente", dijo a los periodistas el presidente de la Superliga, Giorgios Borovilos. "Tenemos un nuevo gobierno que está buscando discutir este tema e implementar leyes relacionadas con él", añadió.

El ministro de Deportes de Grecia, Stavros Kontonis, se reunió el miércoles con el Primer Ministro, Alexis Tsipras, para hablar del asunto y próximamente hará lo propio con Borovilos.

"Habrá más conversaciones entre nosotros, la directiva de la Federación Griega de Fútbol y la Liga de Fútbol donde veremos cómo podemos crear un marco legal e implementar medidas de seguridad para cerciorarnos de que el fútbol es seguro", apuntó.

Borovilos reveló que aún no se ha definido la duración de la suspensión o en qué condiciones se reanudará la competición y sostuvo que el Gobierno quiere que los partidos empiecen "lo más pronto posible".

"Lo que ha estado ocurriendo en el clásico y en el pasado ha sobrepasado todos los límites... Aficionados invadiendo el campo, lanzando bengalas para hacer daño a la gente, todo esto es impensable y esta situación no puede continuar", dijo el ministro de Deportes al canal de televisión nacional 'Skai'.

Por ello, dejó claro que el Gobierno "no se limitará a vigilar este fenómeno en silencio". "Lo que pasó ayer muestra la realidad. Cuando vemos esta violencia pasar de los estadios a una reunión de una institución futbolística, se entiende que la situación está totalmente fuera de control", agregó.

Esta es la tercera vez esta temporada en que se suspende el fútbol profesional griego. La primera fue en septiembre, tras la muerte de un hincha en una pelea en un partido de la tercera división. La segunda tuvo lugar en noviembre, cuando el director del comité arbitral griego tuvo que ser llevado al hospital tras ser agredido.

Para leer más