Publicado 04/08/2020 13:01:19 +02:00CET

La hora de los 'buques insignias'

Antoine Griezmann, Eden Hazard y Joao Félix
Antoine Griezmann, Eden Hazard y Joao Félix - AFP7 - Archivo

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Liga de Campeones, el gran torneo europeo de clubs, retorna este viernes tras tener que parar su desarrollo en marzo por culpa del coronavirus, y será una nueva oportunidad para que cada una de las grandes apuestas de los proyectos del FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid puedan adquirir un protagonismo que apenas han tenido en su primer año.

Teniendo en cuenta los datos que ofrece el portal 'Transfermarkt', un total de 361 millones de euros costaron entre Antoine Griezmann, Eden Hazard y Joao Felix, los tres fichajes más caros para esta temporada de estos tres clubs y que aún no han logrado certificar sus altos precios ni su estatus.

El francés pasó del Atlético al Barça por 120 millones, el belga llegó al club madridista procedente del Chelsea por 115, y la joven perla portuguesa se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club colchonero tras el pago de 126 millones al Benfica. Pero ninguno, por diferentes causas, ha tenido, de momento, su mejor año.

Seguramente, el que mejores números ha tenido al menos ha sido Griezmann, pese a que no ha brillado como se esperaba en el club blaugrana, que tampoco ha funcionado a nivel colectivo y que busca ahora salvar la temporada en una Champions que no conquista desde 2015. El '7' lleva hasta el momento 15 goles, nueve en LaLiga Santander y tan sólo dos en el torneo continental, y todavía se espera su mejor versión al lado de Leo Messi y Luis Suárez.

El de Maçon tampoco ha destacado en otras facetas como la de asistente y su primer año está marcado más por la irregularidad y por los rumores sobre si no le pasa factura en el vestuario el no haber llegado la temporada anterior y todo el embrollo con 'La Decisión'.

En la reanudación de LaLiga Santander perdió su consideración de teórico indiscutible, amenazado por las apariciones de Ansu Fati o Riqui Puig, y sufrió una lesión que le privó de jugar los últimos partidos, aunque llega a punto para el duelo clave del sábado ante el Nápoles, nueva oportunidad de demostrar su importancia.

HAZARD, ARMA NUEVA CONTRA EL CITY

Tampoco le han ido excesivamente bien las cosas a Eden Hazard en su primera temporada en el Real Madrid. Fichado por fin tras sonar fuerte tras su gran actuación en el Mundial de Rusia de 2018, el mediapunta apenas ha podido mostrar su calidad en el conjunto madridista, principalmente por culpa de los problemas físicos.

El de La Louvière tardó en arrancar con su nuevo equipo, primero por una aparente falta de forma física y una lesión muscular que le hizo perderse el inicio liguero. Posteriormente, fue cogiendo ritmo y cuando empezaba a mostrar los detalles que se esperaban de él, llegó la lesión en el pie ante el PSG que cortó su progresión y que le tuvo casi tres meses fuera.

Y cuando reapareció para el tramo decisivo de la campaña, nuevo percance físico en el peroné. Parecía que ya no jugaría más, pero el parón por el coronavirus le permitió jugar el tramo final, aunque no jugó entero ningún partido y se perdió tres de los once, dos de nuevo por problemas físicos, y uno, el último ante el Leganés.

Hazard sólo ha marcado un gol y ha dado seis asistencias en el torneo doméstico, pero ahora con una nueva 'minipretemporada', Zinédine Zidane espera que esté en la mejor forma posible para el intento de remontada de este viernes ante el Manchester City. El belga se perdió precisamente el duelo de ida, pero ahora tiene la oportunidad de demostrar lo decisivo que puede ser en un partido donde su equipo necesita una gran actuación ofensiva.

JOAO FELIX ESPERA RESURGIR EN 'CASA'

El Atlético también realizó una fuerte apuesta para esta temporada 2019-2020 en la figura de un joven jugador como Joao Felix, el elegido para ocupar el gran vacío que dejaba la marcha de Antoine Griezmann con su marcha al FC Barcelona. Sin embargo, la 'perla' lusa también ha tenido un año marcado más por la discreción y Diego Pablo Simeone aún busca la forma de conseguir que dé la versión por la que se pagaron 126 millones al Benfica.

Al contrario que Griezmann y Hazard, el delantero rojiblanco, elegido para acompañar a Diego Costa y Álvaro Morata, es un jugador todavía por 'hacerse' a sus 20 años de edad y más en un equipo donde, seguramente, la calidad no basta para ser indiscutible.

El mediapunta se ha quedado en destellos, pero tampoco le han servido para consolidarse fijo en el once del 'Cholo', que ha encontrado ahora otras alternativas en ataque con el cambio de posición de Marcos Llorente, la velocidad de Yannick Carrasco o el talento y trabajo de Ángel Correa.

Ocho goles, seis en LaLiga Santander y dos en la Champions, es su bagaje hasta el momento en una campaña donde también le han afectado diversos problemas físicos y donde tampoco ha brillado en exceso en las grandes citas. Ahora, con el ánimo de jugar en 'su' Portugal natal, espera dar ese paso adelante en una 'Final a 8' donde parece que, de momento, tendrá que esperar de inicio desde el banquillo.