Luis Enrique asume el reto del ascenso en su debut como entrenador en el filial del Barça

Actualizado 18/06/2008 19:40:02 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo entrenador del Barça Atlètic, Luis Enrique Martínez, afirmó hoy en su presentación en el cargo que su objetivo es lograr el ascenso de categoria a Segunda División A, después de que el filial azulgrana haya subido este año de Tercera a Segunda B.

Luis Enrique, de 38 años y que se retiró como jugador en el Barça hace cuatro años, asumirá la dirección del Barça Atlètic, equipo que a partir del nuevo curso recupera su denominación tradicional, en la que será su primera experiencia como entrenador.

El que fuera jugador del Sporting de Gijón, el Real Madrid y el Barça sustituye a Pep Guardiola, nuevo entrenador del primer equipo barcelonista tras haber logrado en su primer año el ascenso del Barça B, que había descendido a Tercera el año anterior.

En su presentación, acompañado por el presidente del Barça, Joan Laporta, y el director del fútbol base del club, el también ex jugador José Ramón Alexanco, Luis Enrique dejó claro que su objetivo este primer año es formar "un equipo que aspire a subir de categoria".

El asturiano aseguró no tener "miedo" ante el que considera "un proyecto exigente" y que le ha hecho rechazar una oferta para incorporarse a las categorías inferiores de la selección española, la cual agradeció al director deportivo de la RFEF, Fernando Hierro.

Luis Enrique expresó su ilusión por iniciar "un reto del día a día" y avanzó que se propone "un fútbol total" con un juego "atractivo, de tener el balón, marcar muchos goles y hacer disfrutar a la gente". Un concepto que "no variará demasiado" respecto al de Guardiola.

"Vuelvo a la que es mi casa", dijo también Luis Enrique. "No tengo experiencia, pero algún día tenía que empezar y creo que tengo bastante experiencia de haber vivido en un vestuario y que puedo aportar muchas cosas. Aquí me retiré como jugador, aquí empiezo como entrenador y espero devolver la confianza", añadió.

Luis Enrique, que prometió trabajo y dedicación absoluta, contará con Joan Barberá como segundo entrenador y está contento por el nivel de su plantilla, a la espera del posible ascenso de algún jugador al primer equipo y de realizar algunos fichajes.

"ES UN GRAN DÍA PARA EL BARCELONISMO"

Por su parte, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, aseguró que "es un día de alegría para el barcelonismo" porque Luis Enrique "vuelve a casa" y que "la lucha, la calidad, el carácter y el liderazgo" que mostró en su etapa como futbolista son algunas de las virtudes que han valorado para que se haga cargo del filial.

Junto a Laporta, que también valoró que Luis Enrique haya rechazado otras ofertas y que haya vuelto al club "que siempre ha llevado en el corazón", el director del fútbol base del Barça, José Ramón Alexanco, destacó el perfil de entrenador "joven y valiente".

Alexanco, por otra parte, confirmó que el Barcelona no recuperará el Barça C, que desapareció el año pasado tras el descenso del B a Tercera. Por otro lado, apuntó que el proyecto de crear una Liga de filiales de diferentes clubes se contempla para el curso 2009/10.

"Pensamos que no sería para la próxima temporada sino para la siguiente, hay contactos y están trabajando tanto la Liga como la Federación", explicó Alexanco, que espera que más adelante sea presentado un proyecto y que entonces el Barça le dará o no su apoyo.