Publicado 21/08/2021 11:29CET

La plantilla del Rayo Vallecano femenino firma sus contratos para la presente temporada

Archivo - Patricia Hidalgo, del Rayo Vallecano, durante un partido de la Liga Iberdrola de la temporada pasada
Archivo - Patricia Hidalgo, del Rayo Vallecano, durante un partido de la Liga Iberdrola de la temporada pasada - Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa Press - Archivo

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las jugadoras del primer equipo femenino del Rayo Vallecano han firmado sus respectivos contratos para la actual temporada, según ha informado este sábado el club franjirrojo, que ha asegurado que muchas informaciones de la última semana han sido "inciertas".

Las futbolistas, que deben ser profesionales esta temporada tras el convenido aprobado por el Consejo Superior de Deportes (CSD), no habían firmado su relación laboral ni habían sido dadas de alta en la Seguridad Social hasta la denuncia de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que dio voz a esta ilegalidad a menos de un mes para que arranque la Liga Iberdrola 2021-22.

"La relación laboral de RVM con las jugadoras del RVF se inició ayer, 20 de agosto de 2021, previa celebración y conclusión de las correspondientes negociaciones. Todas las jugadoras iniciaron su relación laboral están dadas de alta desde ayer mismo en el sistema de la Seguridad Social, como no puede ser de otra manera", informa el club.

Además, el Rayo Vallecano explica en su comunicado que "todo su personal, con independencia de su sexo, con el que mantiene una relación laboral, tiene contrato laboral conforme a la legalidad y está dado de alta en la sistema de la Seguridad Social" y califica de "indeseable polémica" lo sucedido durante la pasada semana.

Una situación que se ha producido "debido a la declarada voluntad del Rayo Vallecano de no ceder a ningún tipo de presión". "Venga de donde venga, para celebrar unos contratos, que se nos querían imponer al órgano de gobierno actual del Rayo sin negociación, los cuales suponían, respecto de la temporada precedente, unos incrementos en la media de retribuciones por encima del 35%", indica la entidad.

Además, el club de la barriada madrileña recuerda que "todos los ingresos tanto de televisión, como de espónsores, como de aportaciones de los distintos organismos se han visto drásticamente reducidos para esta temporada que va a comenzar debido a la aún no profesionalización de la Liga Femenina, y todo ello pese al anuncio del pasado 25 de marzo, hecho por la anterior presidenta del CSD, de que para esta temporada la Primera División Femenina sería profesional".

"Por estos motivos y debido a la emergencia de la situación, el Rayo Vallecano ha realizado la negociación y celebración de los contratos disponiendo de sus fondos propios para no mermar las expectativas generadas en varias jugadoras por la drástica falta de ingresos generada ante la incomprensible situación de que todavía no esté aprobada la liga profesional", añade.

En otras cuestiones, el Rayo asegura que son "falsas insinuaciones" las acontecidas la temporada pasada en el equipo femenino, y afirma que sus jugadoras "empezaron más tarde que el resto de los equipos debido a un ejercicio de responsabilidad para la protección de la salud" al no existir, según la entidad madrileña, un "protocolo sanitario para empezar de forma segura".

El Rayo, que asegura que "jamás ha practicado trato discriminatorio con las jugadoras del femenino", dijo que su voluntad siempre fue "intentar ajustar el presupuesto de ingresos y gastos de la división de fútbol femenino para que esta sea sostenible y no sostenida", recordando que ya rescataron al Rayo de "una situación de completa insolvencia con una deuda de más de 60 millones de euros hasta convertirlo en el día de hoy en un ejemplo de saneamiento societario, control presupuestario y de hacer bien las cosas".

Por último, en su extenso comunicado, el Rayo Vallecano ruega a la AFE que "no se deje llevar por la declarada enemistad que tiene su presidente David Aganzo con el Rayo con motivo del despido que este último le realizó en su día". "La abstención, en asuntos en que es parte una Entidad con quien el presidente de AFE tiene una declarada enemistad, hubiera sido un ejercicio de transparencia, de prudencia y de responsabilidad que, aquí, ha llamado la atención por su ausencia", sentencia.

Para leer más