Actualizado 04/05/2007 01:25 CET

El Sevilla sella el pasaporte para su segunda final UEFA consecutiva

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla, que fue superior durante la mayor parte del choque, venció hoy a Osasuna (2-0) en la vuelta de semifinales de la Copa de la UEFA y selló así el pase a su segunda final consecutiva de una competición de la que es el vigente campeón y que, en esta ocasión, disputará en Glasgow ante el Espanyol, que hoy también se deshizo del Werder Bremen.

En el once local destacó de entrada la presencia de Adriano como lateral zurdo y la ausencia de Navas en la derecha, mientras Osasuna, que partía con el 1-0 de la ida de ventaja, ponía en liza el equipo esperado, con Webó en lugar del sancionado Soldado en punta, y con un juego basado en el control del centro del campo, que pronto se tradujo en un claro dominio territorial.

Sin embargo, la primera oportunidad clara (min. 14) fue para el Sevilla en botas de Luis Fabiano que, tras un buen control, envió un balón franco a las nubes. Pero los nervionenses despertaron y, a continuación, fue Puerta el que volvió a tirar alto, en una acción a partir de la cual el control pasó al lado sevillista, como se comprobó a los 20 minutos, cuando Izquierdo le tuvo que quitar el gol del pie a Kanouté.

Osasuna sólo volvió a asustar a su rival en una acción similar a la anterior en el área contraria, que evitó Renato. Así las cosas, lo peor para el Sevilla fue la lesión fortuita de Adriano, que dejaba a los blanquirrojos mermados en la banda izquierda, donde ahora entró Duda.

El portugués, en su primera intervención, puso el cuero sobre el punto de penalti, donde Cuéllar, providencial, despejó ante Luis Fabiano. La iniciativa, pues, era del Sevilla, pero Osasuna, muy firme atrás, no le perdía la cara al partido, con David López amenazando los dominios de Palop.

Entonces apareció un jugador que siempre da la talla para su equipo en las grandes citas, porque en el minuto 36 Luis Fabiano peleaba el esférico en boca de gol, se lo llevaba ante dos defensas y batía al meta Ricardo por bajo, empatando la eliminatoria, que a punto estuvo Kanouté de desnivelar poco después, en un testarazo que salvó Ricardo.

La primera parte terminó con Osasuna embotellado en su área y dando la sensación de ser incapaz de sobreponerse a la superioridad adversaria. Y el Sevilla, desde luego, no estaba dispuesto a darle facilidades, porque nada más arrancar el segundo periodo Renato primero y Kanouté después lanzaban sendos obuses sobre el marco rojillo con tremendo peligro. Aún así, los de 'Cuco' Ziganda se estiraron y Webó pudo empatar, aunque chutó alto con toda la portería para él.

Fue el momento decisivo del partido. Porque en la siguiente jugada Alves centraba y Renato, con la puntera, elevaba el 2-0 al luminoso y sentenciaba, de paso, la eliminatoria. Tarde, demasiado tarde, Osasuna recordó los problemas del Sevilla a balón parado, y Webó estrellaba la pelota en el palo a la salida de un córner. Con su esquema inutilizado, Ziganda metió a otro delantero, Valdo, en lugar de Puñal.

Pero todo estaba ya sentenciado y el resto del partido fue tan sólo un pasar de los minutos entre la impotencia osasunista, que buscaba con más corazón que cabeza el gol salvador, y la intranquilidad de un Sevilla que no remataba la faena, pero que, a la postre, no necesitó de ello.