Actualizado 30/09/2008 13:44 CET

El Vicente Calderón vuelve a la 'Champions' once años después

Reuters

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El estadio Vicente Calderón vivirá mañana el retorno del Atlético de Madrid a la máxima competición continental jugando como local, en el encuentro que disputen (20.45 horas) los rojiblancos ante el Olympique de Marsella, segundo de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Con el imborrable recuerdo de aquel 19 de marzo de 1997, fecha en la que su equipo se jugó el pase a las semifinales de la Copa de Europa con el Ajax de Louis Van Gaal, los aficionados colchoneros abarrotarán mañana el Vicente Calderón para que el reencuentro del Atlético con la élite continental tenga final feliz.

Más de once años después de aquella trágica derrota en la prórroga con un gol del portugués Dani -que luego vestiría la elástica rojiblanca-, el Atlético, con aires renovados y enormes dosis de ilusión, afrontará el choque ante el Olympique de Marsella con el propósito de sumar su segunda victoria y hacer del Vicente Calderón un fortín en su nueva andadura europea.

Durante los once años que ha estado sin competir en la máxima competición del fútbol europeo, el Atlético ha atravesado alguna de las etapas más duras de su historia, ya que temporadas después del encuentro ante el Ajax, el Atlético consumó su descenso a la segunda división del fútbol español, tras una temporada plagada de infortunios que derivó en la pérdida de categoría en mayo del 2000.

Dos temporadas le costó a los rojiblancos salir del 'infierno', con Luís Aragonés como técnico, y tras unos años en los que el conjunto madrileño ha tratado de ir ampliando progresivamente el horizonte de su proyecto deportivo, fue el curso pasado cuando de la mano de Javier Aguirre el Atlético logró un cuarto puesto en Liga que le daba acceso a la fase previa de la Liga de Campeones, abriendo el sueño europeo.

En ella, el Schalke no fue rival, y tras un comienzo inmaculado en Eindhoven, donde el Atlético aplastó (0-3) al PSV, el Vicente Calderón arropará hoy a los suyos, que con la ilusión de unos debutantes buscarán prolongar ese sueño como mínimo hasta las cotas que los Caminero, Pantic o Kiko ya alcanzasen en 1997.