Publicado 21/11/2022 17:46

Isidre Esteve tendrá un 'pata negra' en el Dakar 2023: "Cuando más duro sea, mejor"

El copiloto Txema Villalobos y el piloto Isidre Esteve posan delante del Toyoya Hilux con el que participarán en el Rally Dakar 2023
El copiloto Txema Villalobos y el piloto Isidre Esteve posan delante del Toyoya Hilux con el que participarán en el Rally Dakar 2023 - FELIX ROMERO


BARCELONA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El piloto español de rallys Isidre Esteve aseguró en la puesta de largo oficial del Repsol Toyota Rally Team que afronta "'El Proyecto'" con el que había soñado con un Toyota Hilux T1+ que es el más competitivo que ha pilotado nunca y que le permitirá luchar para superar su mejor actuación previa en un Rally Dakar en coches.

"Estamos ante 'El Proyecto', lo que siempre habíamos soñado. Empezamos la cita de 2023 con una igualdad de condiciones respecto al resto que nunca habíamos tenido. Nos espera un Dakar largo y difícil, donde queremos ser competitivos cada día pero sin perder la perspectiva global de la carrera. Cuanto más duro sea, mejor para nosotros", aseguró en rueda de prensa.

Con 17 Rally Dakar a sus espaldas entre motos y coches, el de Oliana afronta, con Txema Villalobos como copiloto, su Dakar 18 y lo hace ilusionado como nunca, con un vehículo muy competitivo que, pese a la dura competencia, le debería valer para luchar por estar entre los mejores y superar esos dos 21º puestos de 2018 y 2019.

El nuevo Hilux T1+ del catalán tiene ruedas de mayor tamaño (con un diámetro 14 cm mayor que las utilizadas en 2022 y con 7 cm extra de anchura, además de llevar llantas de 17 pulgadas en lugar de 16), una suspensión con más recorrido (de 275 pasa a 350 mm) y unas dimensiones exteriores más generosas (es 24 cm más ancho).

Vehículo ya usado en los rallies de Marruecos y Andalucía, con un séptimo puesto en Marruecos que es su mejor resultado histórico. Todo ello. "Creo que llegamos más preparados que nunca. Afrontamos la carrera con las mismas ganas de siempre, aunque con una pizca más de ilusión, si cabe, por las buenas sensaciones y la competitividad que nos ha demostrado el coche", afirmó.

Prefiere ser cauto de cara al Dakar, debido al incremento de la competitividad de los rivales. "No nos marcamos una meta específica en cuanto a clasificación. Está claro que siempre queremos mejorar a nivel deportivo, pero, aunque hemos logrado dos 21as posiciones en el pasado, hay que reconocer que la competitividad ha aumentado notablemente, tanto en cantidad como en calidad. Ahora estamos dentro del grupo de 40 coches más rápidos del Dakar", comentó.

"Nos espera un Dakar largo y difícil, donde cada día habrá que ser competitivo, pero siempre pensando en el global de la prueba. Cuanto más dura sea ésta, mejor para nosotros. Está claro que debemos aparcar pensamientos de ir a atacar al máximo en algunos días y guardar la ropa en otras especiales; toca pensar siempre en que afrontamos una larga maratón de 14 etapas y queremos llegar al podio final lo mejor situados posible. Estamos muy esperanzados en lograr un buen resultado", manifestó.

Contador

Más información