Actualizado 13/03/2007 23:46 CET

Política deportiva.- Carod propone al COI organizar unos juegos de países sin Estado

LAUSANA (SUIZA), 13 Mar. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Sònia Sánchez) -

El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, planteó hoy al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, la "voluntad del Gobierno catalán de promover unos Juegos Europeos de Países Deportivos OPEN", que permitirían competir al más alto nivel internacional a territorios sin Estado como Catalunya, Escocia, Quebec, el País Vasco o Macau, entre otros. La intención de la Generalitat es que la primera edición de estos juegos pudiera llevarse a cabo en 2010 en Barcelona.

Carod arrancó de Rogge su garantía de que el COI "no pondrá obstáculos" a esta iniciativa que, en todo caso, quedaría fuera de sus competencias, y que "no entra ni en contradicción ni en competición con los Juegos Olímpicos tradicionales", sino que se sitúa al nivel de competiciones como los Juegos de la Francofonía o los de la Commonwealth, destacó Carod.

Rogge se pondrá en contacto con el Comité Olímpico español para explicarle la propuesta catalana, de la que ya tiene conocimiento el secretario del Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, según Carod, quien aseguró que el Gobierno español "está enterado y en ningún momento ha manifestado su rechazo" a la iniciativa. "No vamos a crear problemas, sino a buscar soluciones al deseo de internacionalizar la imagen de Catalunya como país deportivo", señaló.

El vicepresidente aseguró que el presidente del COI ha acogido "con simpatía" la propuesta catalana y apuntó como paso siguiente establecer contactos con todos aquellos "países deportivos no soberanos" --definición adoptada como genérica-- de Europa que puedan estar interesados en formar parte de la iniciativa. Aunque la organización quedaría inscrita al ámbito europeo, el objetivo es que sean unos juegos 'Open', abiertos a la participación de cualquier territorio del mundo.

Carod puntualizó que no deberá tratarse "necesariamente" de territorios sin Estado, sino que también "países como Estonia o como Nigeria" podrían participar, pero en todo caso "hablamos de países deportivos de larga tradición", como "muchos de los que, en Europa, pese a no tener comité olímpico, desde hace 70 y 80 años manifiestan su voluntad de competir internacionalmente".

"QUE NO SEAN JUEGOS DE SEGUNDA REGIONAL"

"Si en la Península Ibérica hay territorios de estas características, los comentaremos, pero no queremos que sean unos juegos de segunda regional, como no lo son los Juegos de la Francofonía ni los de la Commonwealth", afirmó Carod, a preguntas de los periodistas sobre la posible invitación a otras comunidades autónomas.

El Gobierno catalán se acoge a la definición que la Carta Olímpica hacía de sus miembros antes de ser modificada en 1996 para especificar que debían ser "Estados reconocidos por la comunidad internacional". Hasta ese año, formaban parte del COI "países deportivos" definidos "geográficamente y no políticamente".

Así, existen hoy 13 países sin Estado reconocidos por el COI --en tanto que se hicieron miembros antes de la modificación de su Carta en 1996--, que son Aruba, Bermuda, las islas Caimán, las Islas Cook, Guam, Hong Kong, las Antillas Neerlandesas, Palestina, Puerto Rico, Samoa Americana, Taiwan, British Virgin Islands y los American Virgin Islands.

Además, existen hasta 53 "países deportivos no soberanos" --incluyendo los 13 anteriores-- que tienen federaciones deportivas reconocidas internacionalmente, entre ellos Catalunya, País Vasco, Quebec, Macau, Inglaterra, Escocia y Gales, que serían los potenciales participantes de los juegos que Catalunya propone impulsar y poner en marcha en 2010.

Todos comparten "las ganas de tener un espacio donde poder competir directamente, defendiendo los colores de su país sin que ello les cree conflicto en su participación en los Juegos Olímpicos", resumió Carod, quien consideró "un error canalizar toda la proyección internacional del deporte catalán a partir de una vía que ahora tiene muchas dificultades de viabilidad", como es la de participar directamente en el COI.

DEPORTES NO OLÍMPICOS COMO EL MOTOCICLISMO

Los juegos tendrían una periodicidad cuatrianual, como los Juegos Olímpicos, su reglamentación sería la de las federaciones deportivas internacionales, la selección de deportistas estaría a cargo de las confederaciones deportivas de los distintos países participantes y los deportes practicados se decidirían en cada edición en función de las capacidades organizativas.

El vicepresidente catalán señaló también la intención de crear unos juegos "atractivos" que incorporen "algunos deportes que no necesariamente son olímpicos, pero que en Catalunya tienen una gran repercusión, como el motociclismo o el automovilismo".

El presidente de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC), David Moner, explicó que para la organización de estos juegos, para la que se han establecido ya "tímidos contactos" con otros países interesados que no se quisieron desvelar, "se deberá crear una asociación nueva" a partir de las federaciones organizadoras.

Moner se mostró "muy optimista" de poder celebrar la primera edición en 2010 y consideró que si Catalunya es la impulsora "lo normal sería" que la primera edición se celebre en Barcelona "y la segunda, ya veremos", aunque Carod fue más comedido y señaló que la ubicación de la primera competición debería decidirse "entre todos" los países que acepten formar parte de la iniciativa.

VISITA AUSPICIADA POR SAMARANCH

Carod visitó hoy al presidente del COI, en la sede de este organismo en Lausana (Suiza), acompañado de Moner, del secretario general de la Vicepresidencia, Rafael Niubò, de la secretaria general del Deporte, Anna Pruna, y del presidente de Solidaridad Olímpica en el COI, Pere Miró. El presidente de honor del COI, Jose Antoni Samaranch, que auspició y propició el encuentro, estuvo también presente en la entrevista, aunque no existen imágenes que lo atestigüen, dado que los medios de comunicación no fueron autorizados a registrar el evento por política comunicativa del COI.

Además de los Juegos de Países Deportivos Europeos OPEN, el vicepresidente de la Generalitat acudió ante Rogge con otras tres iniciativas, estas ya cerradas, de promoción catalana en el ámbito del deporte, entre ellas un acuerdo de cofinanciación con el COI de un programa de apoyo a deportistas de países en vías de desarrollo, para el que tanto la Generalitat como el COI aportarían unos 200.000 euros respectivamente. Entre las ayudas que facilitaría este acuerdo estaría la de financiar a deportistas del Tercer Mundo su formación en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat (Barcelona) o bien en un centro similar de sus respectivos países.

Además, Carod propuso al COI organizar en 2009 un Congreso en Barcelona para analizar la repercusión de la práctica deportiva escolar en el deporte de alto nivel, una iniciativa para la que aseguró que se había conseguido el "sí" de Rogge. Por último, el vicepresidente catalán anunció que Catalunya participará en el XII Congreso Deporte para Todo el Mundo que se celebra entre el 3 y el 6 de noviembre de 2008 en Kuala Lumpur (Malasia), donde la Generalitat presentará los resultados de sus programas gubernamentales que relacionan deporte y salud.