Actualizado 31/12/2007 16:22 CET

Rally/Dakar.- Marc Coma avisa de que será "una edición muy dura", con un "recorrido muy difícil"

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El piloto español Marc Coma afronta de nuevo el Lisboa Dakar 2008, que comienza el próximo día 5, en la que será su séptima participación, con el objetivo de luchar por el triunfo tras tener que abandonar el año pasado a dos días del final, aunque sabe que será "una edición muy dura".

"Hemos enfocado toda la temporada para llegar bien al Dakar. Toda la planificación está pensada siempre mirando a esta carrera, por lo tanto creo que llegamos bien, además de con muchísimas ganas", asegura el campeón de 2006.

El tricampeón del mundo de Raids, sabe que a todos los pilotos les espera "una edición muy dura", con un "recorrido muy difícil, aunque nunca haya habido un Dakar fácil", pero sí "bastante más exigente que otros anteriores".

"Primero porque es el 30 aniversario, y además, porque, habiendo muchos kilómetros en Mauritania, la carrera tendrá mucho desgaste tanto físico como a nivel técnico y mecánico. El hecho de que sea duro quiere decir que nos lo tendremos que currar y sufrir encima de la moto", destaca.

VILADOMS SUEÑA CON ACABAR LA CARRERA.

Formando parte del Team Repsol KTM estará también Jordi Viladoms, que afronta su tercer Dakar tras haber superado este año una importante lesión, por lo que se muestra cauto: "El planteamiento con el que salimos no puede ser el de ir al ataque, sino que tendremos que ser conscientes que no estamos en el mejor momento y que lo más importante será intentar acabar la carrera".

Además, a nivel de equipo, "será importante no dejar a Marc solo, como pasó el año pasado". "Creo que será mucho más de resistencia que otros años. Hay muchas más etapas en Mauritania y será importante no precipitarse y aguantar el máximo posible", añade, tomándose la prueba "con calma".

El tercer integrante del equipo será Gerard Farrés, para el que éste será su segundo Dakar. "Estoy muy contento por esta oportunidad. Poder correr en el mejor equipo que hay en este momento, es un sueño y un privilegio", asegura, listo para "aprender mucho" y "trabajar en una misma dirección".

El capitán será un año más Jordi Arcarons, que confía en las "facultades buenísimas en muchos aspectos" de Marc Coma, pero que sabe que hace falta "ser lo más regular posible para ser ganador". "Sabemos que puede ganar muchas etapas, o hacer etapas muy buenas, pero lo que queremos es que al final sea primero en el Lago Rosa", desea.

"Pensamos en Viladoms como la ayuda más cercana para Marc, ya que necesita alguien que le cubra las espaldas. En cambio Gerard Farrés es la opción de un piloto con futuro que lo que tiene que hacer es aprender", añade.