Rally/Dakar.- (Previa).- La dureza continúa con la meta en Nema, donde llegar a plena luz del día será todo un triunfo

Actualizado 14/01/2007 19:54:23 CET

TICHIT (MAURITANIA), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La novena etapa del Lisboa-Dakar discurrirá por Mauritania, entre Tichit y Nema sobre 497 kilómetros y será una de las más duras por la arena blanda, característica del recorrido mauritano, las pistas rápidas y la hierba de camello.

Tras la disputa de la última etapa, donde muchos pilotos perdieron tiempo respecto a la cabeza de carrera, deberán arreglar los problemas con la dirección asistida y sobre todo con la 'navegación', algo que será fundamental si pretenden llegar con las opciones intactas al Lago Rosa.

Este gran trozo de desierto puede parecer indigesto. En Nema, los pilotos se encontrarán con uno de los grandes clásicos del Dakar, modificado y mejorado para la ocasión. Los puntos de referencia son muy raros y los navegadores más finos tienen la palabra.

Para los menos inspirados, la solución de emergencia consiste en elegir bien las huellas a seguir. Llegar a Nema a plena luz del día, es ya una victoria. Ya que por la noche, las horas cuentan el doble.

La novena etapa se podría calificar como otro de los huesos duros de roer de este Dakar. Una larga especial por el desierto con pocos puntos de referencia muy distanciados entre ellos. Los mejores navegadores tendrán aquí su gran oportunidad de recortar distancias en la clasificación. El objetivo será llegar a Nema sin perderse atravesando el mítico "Paso de los elefantes".