Vela/Barcelona.- Barcelona da la bienvenida a los 18 participantes de su regata "más importante desde los JJOO de 1992"

Actualizado 09/11/2007 19:29:23 CET

La Barcelona World Race se inicia el domingo con poco viento y los participantes estiman que darán la vuelta al mundo en 80 ó 90 días

BARCELONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los 18 participantes de la Barcelona World Race (BWR), la vuelta al mundo a dos sin escalas ni asistencias, cuya salida se celebra este domingo, se reunieron hoy en el puerto barcelonés en un acto de bienvenida celebrado por los organizadores a 48 horas del comienzo de la prueba que recorrerá 25.000 millas alrededor del mundo.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, dará el domingo la salida de la regata "más importante de la ciudad desde los Juegos Olímpicos de 1992", según el concejal de deportes del Ayuntamiento, Pere Alcober, que hoy dio la bienvenida a los 18 participantes acompañado por el presidente del Salón Náutico de Barcelona, Enrique Puig.

La prueba reúne a nueve embarcaciones y 18 regatistas, entre ellos tres barcos y cuatro navegantes españoles: el mallorquín Javier Sansó y el cántabro Pachi Rivero, que compiten con el 'Mutua Madrileña', único equipo completamente español; y los catalanes Guillermo Altadill (Estrella Damm) y Albert Bargués (Educación sin Fronteras).

Altadill competirá junto al estadounidense Jonathan Mckee y Bargués, con la francesa Servane Escoffier, que con 26 años es la más joven de los 18 participantes. En total, habrá regatistas de nueve países, de los que la mitad llegan de Francia, de donde también proceden algunos responsables técnicos de la prueba.

25.000 MILLAS ALREDEDOR DEL MUNDO EN 80 Ó 90 DÍAS

Entre otros, destaca la presencia del francés Vincent Riou, ganador de la última edición de la 'Vendée Globe' en 2005, después de dar la vuelta al mundo en solitario en 87 días, y que parte como uno de los favoritos a bordo del 'PRB' que comparte con el también galo Sébastien Josse, que ha dado tres veces la vuelta al mundo.

Riou estima que el recorrido puede cubrirse en un tiempo de "entre 80 y 90 días" si las condiciones meteorológicas son favorables. Mientras, el español Guillermo Altadill opinó que se podrá realizar "en 80 ó 82 días", aunque dijo ser "realista" y calificó de "difícil" el reto de completar la regata en menos de 80 días.

"Con el poco viento con el que saldremos, ya empezamos mal para ir a hacer un récord", indicó Altadill, aludiendo a las previsiones para el domingo, cuando el veterano navegante catalán iniciará una prueba "diferente" a las que ha hecho hasta ahora por ser para barcos con dos tripulantes, aunque considera "similar" el planteamiento.

Para Altadill, la Barcelona World Race es también diferente al resto por estar vinculada a su ciudad, por salir desde el Moll de la Fusta, donde hace 35 años empezó a navegar con un Optimist. Algo parecido le ocurre al otro barcelonés que disputa la regata, Albert Bargués, quien afronta su segunda vuelta al mundo 21 años después.

"Lo que más me motiva es que sale de mi ciudad y afronto esta regata como si fuera mi primera vuelta al mundo. Hace 21 años me prometí que lo volvería a intentar", comentó Bargués, que competirá junto a Servanne Escoffier, de la que dijo que "va a hacer su primera vuelta al mundo a la misma edad que yo hice la primera".

Javier 'Bubi' Sansó y Pachi Rivero, por su parte, aspiran a ir "a tope" con el 'Mutua Madrileña' y coinciden en que se toman la prueba como "una regata más, aunque más larga". Para ambos, será su primera vuelta al mundo, aunque Sansó ya tiene la experiencia de la 'Vendée Globe' de 2002, en que tuvo que retirarse tras romper un timón.

"Llevamos compitiendo toda la vida y haremos lo mismo de siempre, ir a tope", explicó Sansó. A su lado, Rivero celebró la buena preparación que han seguido con el 'Mutua Madrileña', ya que en la Fastnet Race, prólogo de la BWR, en que acabaron en sexta posición, lograron "ir sacando la punta de velocidad que nos faltaba".

Todos los participantes, además, destacaron el alto nivel de los regatistas, entre los que acumulan 36 vueltas al mundo y más de dos millones de millas recorridas en pruebas transoceánicas. "Aquí están los mejores del mundo, faltan muy pocos, y para todos nosotros es un honor poder competir junto a ellos", confesó Sansó.

Bargués, que además fue uno de los impulsores del proyecto de la Barcelona World Race, considera que el nivel es "incluso comparable a la Vendée Globe" y manifestó que espera que la regata con salida y llegada en Barcelona se pueda consolidar en el futuro. "Me gustaría jubilarme viniendo a despedir a las tripulaciones", dijo.