Actualizado 13/03/2007 20:43 CET

Vela/Velux.- Dalton, con un timón roto, se dirige al puerto brasileño de Fortaleza

BILBAO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El navegante neozelandés Graham Dalton se dirige al puerto brasileño de Fortaleza para reparar los daños que sufrió anoche en su barco, el 'A Southern Man AGD', al chocar con no sabe qué: un timón destrozado y sin piloto automático.

Cansado después de no haber dormido desde anoche, Dalton se encuentra a menos de 100 millas de su parada obligatoria y espera llegar a tierra en la madrugada del miércoles, sobre las 04:00 GMT.

Al este de Salvador y con rumbo Noreste, alejándose de la costa, el quinto posicionado en esta etapa de la regata, Sir Robin Knox-Johnston, lleva la media más alta de velocidad en esta jornada: unos 12 nudos sin variación, y está a más de 1.500 millas de distancia de Unai Basurko.

Ayer, mientras Knox-Johnston navegaba por el Atlántico sur, paralelamente en Londres se celebraba la entrega de premios de la revista satírica 'Oldie Magazine', que organiza todos los años el concurso 'Abuelo del año' y que ha galardonado al patrón del 'Saga Insurance' con el premio 'Viejo Lobo de mar del año'. Sir Robin, de 67 años, agradeció el premio, pero manifestó que es aún un poco pronto para recibir este honor.

Liderando la flota que se dirige a Norfolk está Kojiro Shiraishi, a menos de 400 millas de la meta. Contemplando la previsión de vientos muy ligeros, el japonés prefiere ser cauto y situar la fecha de su llegada el día 15 por la mañana.