JJ.OO/Hockey hierba.- Hendriks: "Todos lo tenemos muy claro, vamos a por lo máximo"

Actualizado 04/08/2008 19:39:19 CET

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El seleccionador nacional de hockey hierba masculino, Maurits Hendriks, espera poder quitarse "el sabor amargo" que les dejó el cuarto puesto de Atenas 2004 y recalca que acuden a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 con "una ilusión muy grande" y con el deseo de todo el equipo de ir a por "lo máximo".

España, actual subcampeona de Europa y segunda tras el último Trofeo de Campeones, es una de las bazas para el medallero, sobre todo por los resultados cosechados en los últimos cuatro años, aunque el holandés, que lleva seis años en el cargo, avisa de que no será fácil.

"En Atenas nos quedamos con un sabor amargo, pero nos valió como aviso muy grande para ver que con todo lo bien que nos habíamos preparado, había otros equipos que estaban al mismo nivel y que ahora han luchado mucho por llegar. No somos el único buen equipo ni el único con aspiraciones a medalla", asegura en una entrevista a Europa Press.

De todos modos, Hendriks sí reconoce que tanto él como sus hombres están concienciados hace mucho tiempo. "Cuando fuimos a Beijing a ver las instalaciones, todos lo teníamos muy claro. Llevamos años trabajando en este proyecto, la ilusión es muy grande y vamos a por lo máximo", subraya.

Además, con "una preparación bien encaminada", "con un duro trabajo en julio" y con las buenas sensaciones de haber competido a buen nivel en Rótterdam "contra los rivales más fuertes del mundo", el seleccionador cree que existe una "indicación de cómo van las cosas". "No nos quejamos", añade.

De todos modos, el ex técnico de Holanda sabe que "siempre hay cosas por mejorar", sobre todo "afinar en el 'penalti-corner'", donde cuenta con Xavi Ribas, "que está tirando muy bien últimamente" y con "un lujo" como Santi Freixa, "un gran jugador que nos da bastante juego para sorprender y con el que esperamos hacer mucho daño a nuestros contrarios", apunta.

"GRUPO PELIGROSO".

Sobre la cita olímpica, Maurits Hendriks advierte de que han quedado encuadrados "en un grupo peligroso", sobre todo porque no hay ningún equipo "débil". "Bélgica fue bronce en el Europeo, Nueva Zelanda, undécima del mundo, y Corea y Alemania son de los más fuertes", comenta.

Además, no se olvida de la incógnita de China. "Tenemos también la mala suerte de estar con el anfitrión, del que sabemos muy poco, sólo que están concentrados a tiempo completo desde hace cuatro años y que va a ser un rival duro", opina.

En principio, España debería jugarse el pase a las semifinales ante los alemanes, actuales campeones del mundo y ante los que se han sumado resultados positivos en los dos últimos años, y coreanos, a los que se arrolló en Rotterdam por 7-2, algo que tiene "preocupado" a Hendriks en lugar de relajarle.

"Fue demasiado fácil y lo que no podemos tener en Beijing es infravalorar a un contrario porque esto es lo más peligroso. Ahora tengo mi trabajo convenciéndoles de que el 7-2 ha sido único y que ellos estarán más fuertes en los Juegos", afirma.

Donde no esconde pronósticos es en el favorito al oro: Australia. "Ahora es el número uno en todo. Es el campeón olímpico, el campeón del 'Champions' y ha enseñado en el último año que están ahí arriba. Hemos jugado este año dos veces contra ellos, y hemos perdido. Me gustaría verles de nuevo en una final", desea.

Finalmente, el técnico del combinado nacional habla sobre las condiciones que se encontrarán en la capital china, dejando claro que no está preocupado por el calor. "Se dijo lo mismo en Atlanta, Sydney y Atenas y hace cuatro años se hablaba de que sería inhumano, pero el calor es un tema de preparación", opina.

Sin embargo, cambia su parecer respecto a la contaminación. "Vería triste si los chinos no cumplen con todo lo relativo a la calidad del aire. Esto quizás es una preocupación más importante porque puede influir o perjudicar a uno más que a otro", sentencia.