Actualizado 30/07/2021 17:37 CET

No es nieve, no es granizo, no es polen; son un montón de moscas de mayo volando por las calles de Mogilve, Bielorrusia

No es nieve, no es granizo, no es polen; son un montón de moscas de mayo volando por las calles de Mogilve, Bielorrusia
No es nieve, no es granizo, no es polen; son un montón de moscas de mayo volando por las calles de Mogilve, Bielorrusia - YOUTUBE - CATERS - @KARINDOS666

MADRID, 30 jul. (EDIZIONES)

Cada verano, cientos de miles de millones de huevos de moscas de mayo -o efímeras- eclosionan y se "adueñan" del cielo de tal forma que da la sensación de que nieva o graniza.

Este peculiar insecto pasa aproximadamente el 99% de su vida como ninfa hasta que todas emergen, a menudo a la vez, durante "la eclosión" para el apareamiento. Las efímeras adultas viven alrededor de un mes, generalmente menos, y se sienten atraídas por las grandes luces de la calle.

Una vez fuera del cascarón, las moscas de mayo se reúnen en densos enjambres y pueden provocar la huida de personas. En Mogilve, Bielorrusia, una mujer capturó en vídeo a un enjambre grande de estos insectos apoderándose de sus calles.

Karina Ovsyannikova, de 22 años, conducía por la ciudad, cuando de repente se vio rodeada por un enjambre de estos insectos tan particulares.

Al frenar el coche, lo que creía que era nieve, resultaron ser moscas de mayo que pululaban por el cielo e intentaban aparearse.

Los insectos cubrían la carretera, los semáforos e incluso los caminos, y a medida que avanzaba aparecían más moscas.