La decisión del Banco de Suiza provoca el desplome de la Bolsa de Zurich

Actualizado 15/01/2015 13:25:45 CET
Cotización del Franco Suizo frente al euro

La institución deja de fijar un cambio mínimo del euro y amplía al -0,75% la tasa aplicada a los depósitos de entidades

   ZURICH, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La decisión del Banco Nacional de Suiza (BNS) de abandonar el cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro ha provocado un terremoto financiero en el Viejo Continente cuyo reflejo inmediato ha sido el desplome de la moneda de la zona euro en su cambio frente a la moneda suiza y el hundimiento de la cotización de la Bolsa de Zurich.

   Instantes después del anuncio del instituto emisor helvético, el cambio del euro frente al franco suizo caía un 28% con respecto a la apertura de 1,2008 francos, hasta un mínimo intradía de 0,8636 francos, aunque posteriormente recuperaba algo del terreno perdido y se situaba levemente por encima de la paridad con la moneda suiza.

   En cuanto a su cambio frente al 'billete verde', el euro aceleraba su caída y llegaba a bajar hasta los 1,1665 dólares desde los 1,1787 del comienzo de la sesión, lo que representa el cambio más bajo de la moneda de la eurozona frente al dólar desde octubre de 2003.

   Además de en el mercado de divisas, la decisión del Banco Nacional de Suiza provocaba una severa corrección en la Bolsa de Zurich, que a media sesión perdía en torno a un 8,50%, con caídas generalizadas, aunque especialmente significativas en el sector financiero.

   Así, los títulos de Credit Suisse Group cedían un 11,98% y los de la aseguradora Swiss Life bajaban un 11,20%, mientras los del banco UBS se depreciaban un 10,19%. Por su parte, las acciones de Zurich Insurance caían un 8,93% y las de Swiss Re un 7,91%.

   Otros valores destacados del parqué helvético como Nestlé (-8,56%), Swatch Group (-16,37%), Clariant (-10,81%), Adecco (-9,17%), ABB (-9,64%), Novartis (-11,36%) o Roche (-11,55%) se veían arrastrados por la conmoción en el mercado.

DECISIÓN DEL BANCO DE SUIZA.

    El Banco de Nacional de Suiza (BNS) ha decidido este jueves dejar de fijar un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro en respuesta a la considerable depreciación de la moneda de la zona euro frente al dólar, lo que ha arrastrado a su vez al cambio de la moneda helvética, anunció la institución, que ha recortado en medio punto el interés de los depósitos, hasta el -0,75%.

   Suiza impuso en septiembre de 2011 un cambio mínimo de 1,20 francos suizos por cada euro con el fin de proteger a la economía suiza de los efectos de la sobrevaloración de su moneda frente al euro en un contexto de incertidumbre en los mercados que llevó a los inversores a buscar refugio en activos del país alpino.

   "Recientemente, las divergencias entre las políticas monetarias de las mayores áreas monetarias se han ampliado significativamente, una tendencia que probablemente se hará incluso más pronunciada", indicó la institución en un comunicado, donde apuntó que la "considerable" depreciación del euro frente al dólar ha provocado un debilitamiento del franco suizo frente al 'billete verde'.

   "En estas circunstancias, el BNS ha llegado a la conclusión de que mantener el tipo mínimo de cambio para el franco suizo frente al euro ya no está justificado.

   El banco central helvético subrayó que la introducción de esta medida excepcional sobre el tipo de cambio, muy criticada en su momento por amplios sectores del mercado, "protegió a la economía suiza de graves daños".

   "Aunque el franco suizo sigue estando alto, la sobrevaloración ha disminuido en general desde la introducción del tipo mínimo de cambio, mientras la economía ha podido aprovechar esta fase para adaptarse a la nueva situación", añadió el instituto emisor.

BAJA EL TIPO DE LOS DEPÓSITOS.

   Por otro lado, el instituto emisor suizo ha recortado en medio punto porcentual el tipo de interés aplicado a los depósitos a la vista que superen un determinado umbral, que pasará a ser del -0,75% desde el -0,25% aplicado desde mediados de diciembre de 2014.

   Esta tasa negativa se aplica desde diciembre a las cuentas de bancos, operadores financieros, aseguradoras, así como a otros bancos centrales y organismos internacionales, mientras no se aplica a las cuentas en francos suizos de instituciones de la Confederación Helvética o de ámbito doméstico.

   Asimismo, el BNS ha cambiado su rango objetivo para el Libor a tres meses hasta una horquilla de entre el -1,25% y el -0,25%, frente al rango anterior de entre el -0,75% y el +0,25%.

   "El BNS está rebajando significativamente los tipos de interés para garantizar que el abandono del tipo mínimo de cambio no provoca un inapropiado endurecimiento delas condiciones monetarias", indicó la entidad que continuará vigilando la evolución del tipo de cambio para "formular su política monetaria en el futuro".

   "Si fuera necesario, permanecerá activo en el mercado de divisas para influir en las condiciones monetarias", añadió.

GUERRA DE DIVISAS.

   Sobre la "inesperada" decisión del Banco Nacional de Suiza, el cofundador y director ejecutivo de la firma de intercambio de divisas Kantox, Philippe Gelis, no duda en señalar que se trata de un nuevo capítulo en "una guerra de divisas" de la que "somos espectadores".

   El experto considera que "una decisión tan rápida e inesperada con seguridad implica algo que está siendo anticipado por el Banco Nacional de Suiza", que durante los tres últimos años había mantenido "artificialmente" el tipo de cambio entre el euro y el franco suizo.

   En este sentido, Gelis sostiene que el soporte del cruce entre ambas monedas "se ha retirado de forma brutal", aunque cree probable que el movimiento haya sido mucho más abrupto por la participación en el mercado del "trading algorítmico" por el que miles de computadores toman posiciones en fracciones de segundo, acentuando la violencia de los movimientos.

Para leer más