Actualizado 30/09/2008 19:50 CET

Economía/Finanzas.- Los bancos europeos aseguran que están preparados para capear las turbulencias

BRUSELAS, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación Bancaria Europea (FBE), que representa los intereses de alrededor de 5.000 entidades comunitarias, aseguró hoy que "el sistema bancario europeo será capaz de capear las turbulencias" gracias a su solidez y al modelo de supervisión que aplica la UE. Los bancos destacaron además que los depósitos bancarios de los clientes están garantizados.

La FBE resaltó a través de un comunicado que la economía internacional "se enfrenta a una crisis sin precedentes" que ha provocado la quiebra de bancos importantes por la caída de los precios en el mercado de la vivienda y por el impacto de las turbulencias en los balances de las entidades.

Pese a ello, "la estructura financiera que sostiene el modelo bancario universal europeo es sólida desde el punto de vista del capital y garantiza el acceso a unas fuentes de financiación diversificadas para las instituciones bancarias", según destacó la asociación. "Este modelo beneficia a los consumidores y a las empresas europeos al proporcionar una fuente estable de financiación en las actuales condiciones de mercado", agregó.

La Federación Bancaria Europea subrayó que "en los países de la UE los depósitos bancarios están garantizados". "En todos los Estados miembros están cubiertos por el sistema de garantía de depósitos, que forma parte de la red de seguridad cautelar", insiste el comunicado.

Además, los bancos europeos "están sujetos a un alto estándar de regulación y supervisión" que contrasta con la situación en Estados Unidos, donde la multiplicidad de estructuras regulatorias ha provocado confusión y donde las hipotecas 'subprime' surgieron de una parte no regulada del mercado, según destacó la FBE.

La asociación bancaria reclamó al Banco Central Europeo (BCE) que mantenga sus inyecciones de liquidez de emergencia porque la actividad en los mercados interbancarios, la fuente tradicional de financiación de los bancos, sigue siendo "marginal". Las entidades elogiaron también la iniciativa de los supervisores de prohibir las ventas de acciones al descubierto para "tratar de calmar los nervios de los mercados".

Finalmente, la FBE reclamó con "urgencia" la coordinación de los supervisores de los Estados miembros y elogió la intervención coordinada de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo para rescatar a la entidad belga-holandesa Fortis como modelo a seguir.