Economía/Finanzas.- La Caixa quiere crecer en México y resto de Iberoamérica y no descarta nuevos acuerdos financieros

Actualizado 18/06/2008 22:01:16 CET

Constata que la morosidad del sector podría alcanzar el 3% en 2009 y que la economía se enfrenta a un proceso de desaceleración

SANTANDER, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, reiteró hoy su interés en continuar su expansión en México, donde la caja anunció el pasado mes de mayo un acuerdo con el Grupo Financiero Inbursa, controlado por la familia Slim, para comprar un 20% de su capital por 1.500 millones, como impulso para aumentar su presencia en toda Iberoamérica, y no descartó nuevos acuerdos financieros.

"La idea es tener participaciones del orden del 20% con otros socios para tener presencia muy alta y dar servicios a los clienes, pero no para tener una entidad", subrayó Fainé durante su intervención en un curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE en Santander.

Asimismo, señaló que con su socio mexicano la caja tiene la intención de estudiar oportunidades en otros países, aunque reconoció que aún tiene mucho trabajo en México. "Conozco bien América Latina, sé donde invertir y lo haremos en su momento", añadió Fainé, quien también resaltó el potencial de crecimiento de este país en los próximos años, así como de su consumo.

Preguntado sobre su relación con Telefónica, competidor de Telmex, compañía presidida por su socio Carlos Slim, Fainé señaló que la relación es "muy leal" y que no mezcla las cosas.

Asimismo, hizo un repaso por la presencia que tiene la entidad en otros países, como China, país en el que a su juicio "hay que estar", y avanzó que abrirá oficinas de respresentación en algunos países, que rehusó avanzar. En este sentido, Fainé recordó que la estrategia de expansión de la entidad pasa por encontrar negocios comprensibles, bien dirigidos y buscando oportunidades, pero "sin prisas".

A su juicio, hay que expansionarse "paso a paso", con criterio y racionalidad, con presencia en los consejos y una elevada política de dividendos. Precisamente, el acuerdo alcanzado con Slim contempla la incorporación de dos consejeros nombrados por Criteria CaixaCorp en el consejo de administración de Grupo Financiero Inbursa y un directivo proveniente de La Caixa en su comité ejecutivo.

CRECERÁ LA MOROSIDAD.

El presidente de la caja catalana avanzó hoy, en línea con las previsiones del presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, que la morosidad continuará subiendo y que podría cerrar el año en el 2% y en 2009 en el 3%. "Lo lógico es que se vaya acercando a estas tasas, más cercanas a algunos países europeos", añadió.

No obstante, recordó que la morosidad continúa siendo baja y que las entidades están bien provisionadas, al tiempo que señaló que en la crisis de los 90 este indicador llegó a situarse en el 8% y que la morosidad de la caja catalana se sitúa en la actualidad en el 0,71%.

Respecto al crecimiento del crédito, Fainé vaticinó que crecerá a ritmos del 10%, y que en 2009 podría disminuir más su capacidad de incremento si continúa la desaceleración económica.

Respecto a la situación económica, reconoció que España se encuentra en fase de desaceleración y que su crecimiento se situará entre este año y el próximo entre el 1% y el 2%, pero confió en que se remontará.

Preguntado sobre si España podría entrar en recesión, el presidente de la caja aseguró no estar seguro de que se dé esta posibilidad, y se limitó a retierar que la desaceleración económica no se sabe hasta dónde va a llegar. "En cualquier caso, estaremos preparados para superarlo", añadió.

Asimismo, señaló que en la actualidad los países de Occidente son los más afectados por los riesgos procedentes de Estados Unidos, mientras que los paises emergentes continúan mantiendo su capacidad de crecimiento.

En relación a la crisis financeria, Fainé señaló que pude durar años, así como el ajuste del sector inmobiliario, pero reiteró que el sector financiero está preparado para afrontar la crisis, en un escenario de gran competencia por captar depósitos y de mayor selección a la hora de financiar proyectos inmobiliarios, aunque aseguró que las entidades continuarán dando créditos a las empresas.