Actualizado 30/05/2008 18:02 CET

Economía/Finanzas.- El Popular prevé un aumento de la morosidad pero se ve "ganador" ante las crecientes dificultades

Ron afirma que "lo prudente" es aumentar las provisiones para mitigar los efectos de la desaceleración

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Popular, Angel Ron, pronosticó hoy que se producirá un aumento de la morosidad en los próximos meses ante las crecientes dificultades económicas, si bien recalcó que la entidad las afronta con la conciencia de salir "ganadora" gracias a su prudencia, que le llevará a aumentar las provisiones.

Ron explicó que la gestión del Popular se orienta hacia la mejora de los márgenes, de las comisiones y de los depósitos, así como al de control de los costes, y a una "lucha cerrada contra la mora" para generar beneficios a medio y largo plazo y garantizar la solvencia y la creación de valor para el accionista.

Durante su intervención en la junta general de accionistas, Ron subrayó que la prudencia es una seña de identidad del banco, tal y como demuestra que se adelantara a los cambios que se produjeron a raíz de la crisis financiera provocada por las hipotecas basura originadas en Estados Unidos con su gestión de la liquidez.

Según concretó, el banco asumió "mayores costes" para acceder a ella, pero ahora goza de una posición "favorable" para afrontar el vencimiento de deuda aunque el mercado financiero no se normalice y se prolongue el cierre de los mercados mayoristas.

"Tenemos una alta tasa de fortaleza financiera y solidez patrimonial para afrontar el ciclo", dijo Ron, para quien "lo prudente" es reforzar las provisiones para mitigar los efectos sobre el negocio de la desaceleración, que es más pronunciada de lo previsto y hace más difícil impulsar el crecimiento del negocio.

En el mismo sentido, el vicepresidente y director financiero del Popular, Roberto Higuera, explicó que la entidad se sobrecargó de liquidez con anterioridad a las turbulencias financieras y que en plena crisis prestó su exceso de liquidez tanto al Banco Central Europeo (BCE) como a otras entidades.

Higuera recordó que la tasa de morosidad del Popular se situó por debajo de la media española del 0,9% a finales del ejercicio 2007, pero puntualizó que en los últimos meses se ha registrado un crecimiento por los impagos de hipotecas por parte de desempleados.

SALIDA ORDENADA DEL SECTOR HIPOTECARIO.

Ante esta situación, recalcó que el Popular cuenta con un "importante colchón" para asumir impagos gracias a sus provisiones por importe de 1.600 millones de euros, y que ha realizado una "salida ordenada" del sector hipotecario, ya que más de la mitad de los créditos en la actualidad corresponden a pymes.

Asimismo, indicó que el riesgo relacionado con promotores se sitúa en 4.994 millones de euros por los créditos para la construcción de viviendas, lo que supone una cifra "relativamente reducida" teniendo en cuenta las gruesas provisiones y una segunda linea de defensa de liquidez por importe de 12.800 millones de euros.

Según sus cálculos, la situación del Popular en este mercado es tan positiva que aunque se registrara un descenso del precio de la vivienda del 40% en el mercado español, el banco "no perdería dinero".

Así, el vicepresidente incidió en que el Popular ha reducido su involucramiento en el sector inmobiliario desde el 6% en 2003 hasta el 4,4% de la actualidad.

"Esperamos poder capear con éxito el temporal", sostuvo Higuera, tras reconocer que la desaceleración de la economía española es "más pronunciada" de lo previsto.

Por otro lado, sostuvo que las acciones del Popular son un "valor refugio" ante la volatilidad que padece la bolsa y que la retribución del accionista será "adecuada", con un porcentaje sobre el beneficio ('pay out') de en torno al 48%, al tiempo que vaticinó la obtención de unos resultados "mejores que los de los demás" al cierre del año.

A preguntas de los accionistas sobre la retribución futura, Ron especificó que la política de dividendos irá en linea con la estimación del crecimiento del beneficio sin extraordinarios, y calificó de "excepcional" la llevada a cabo hasta ahora en el actual entorno financiero europeo.